El planeta Ceres: los misterios del espacio

Dentro de los grandes interrogantes existentes en el Universo, el planeta enano Ceres es uno de los misterios del espacio.

0

El planeta enano Ceres: los misterios del espacio profundo.

Incrustado en el cinturón de asteroides, el planeta Ceres es uno de los misterios del espacio. Con un aspecto esférico y misteriosos puntos brillantes, los científicos todavía siguen estudiando para poder entenderlo. El planeta enano Ceres fue descubierto por el astrónomo, sacerdote y religioso Giuseppe Piazzi el 1 de enero del año 1801. Este planeta se encuentra a 415 millones de Km del Sol y gira alrededor de este en una órbita entre los planetas Júpiter y Marte.

La comunidad científica sospecha que el planeta Ceres tiene un núcleo rocoso y un manto de hielo. Algunos científicos también creen que tiene una capa de agua líquida en su interior. Estas posibilidades hacen que Ceres sea muy misterioso para los científicos que están en busca de signos de vida extraterrestre. Según la opinión de los científicos, los puntos brillantes del planeta Ceres indican un material altamente reflectante, que probablemente pueda ser sal o agua helada. Recientemente se ha descubierto a través del Observatorio Espacial Herschel, géiseres de vapor de agua que emanan del planeta, que podrían indicar la presencia de un océano bajo la superficie del planeta.

El planeta Ceres los misterios del espacio

La composición del planeta Ceres es algo diferente comparado con sus compañeros del cinturón de asteroides, su superficie está probablemente cubierta por una mezcla de agua helada, carbonatos y arcillas. Estos datos según los astrónomos indican a creer que la formación de este este planeta fue diferente a la de los otros cuerpos del cinturón de asteroides. Basados en todos esto esto, la teoría es que el planeta Ceres se pudo crear hace unos 4.6 millones de años, cuando el sistema solar aún se estaba formando.

Relacionado: Agujeros de gusano: los misterios del espacio. 

Aunque el planeta Ceres se encuentra relativamente lejos del sol, los científicos creen que sus temperaturas superficiales podrían subir por lo menos hasta los 37 grados Fahrenheit. En el caso de que finalmente exista agua helada en la superficie, está sería evaporada rápidamente – cambiando directamente a un gas – lo que podría generar una atmósfera alrededor del planeta enano. Giuseppe Piazzi bautizó el planeta en su momento con el nombre de Ceres, en honor a la diosa romana de la agricultura, las cosechas y la fecundidad.

Relacionado: Misión Juno de la NASA: Desvelar secretos de Júpiter y resolver los misterios de la vida.

Compartir
Maria Villanueva
Trabajo en redacción y descubrimiento de nuevos avances tecnológicos y nuevas apps, además me encanta la ciencia,por eso participo como redactora de Cherencov.com. Si deseas ponerte en contacto conmigo puedes hacerlos a través de mi email [email protected]

Deja tu comentario