La Guardia Civil salva a una niña de 3 años que estaba asomada en el balcón de su casa

La niña se encontraba sola en la casa, llorando y asomada al balcón con riesgo de precipitarse al vacío.

Una niña de tan solo 3 años de edad, ha sido auxiliada por la Guardia Civil en la localidad almeriense de Roquetas del Mar. La pequeña se encontraba sola en la casa, llorando y asomada al balcón de la vivienda. Los hechos ocurrieron el pasado martes, cuando una llamada al 062 alertaba que había una niña llorando en el balcón de un segundo piso, con un gran riesgo de que la pequeña se pudiera caer al vacío. Los agentes del puerto de Roquetas del Mar se trasladaron hasta el domicilio, comprobando que la niña estaba agarrada a la reja del balcón llorando y llamando a su madre.

Varios vecinos del inmueble comentaron a los agentes que antes de que llegasen, la niña se había subido encima de una maleta asomando la mitad de su cuerpo por encima de la barandilla del balcón, con el riesgo de precipitarse al vacío. Los agentes subieron a la vivienda e intentaron convence a la niña de que caminase hasta la puerta del domicilio, en el interior del inmueble, para evitar que la pequeña pudiera precipitarse. Sin embargo y según informó la Guardia Civil, debido a la corta edad del pequeña y a lo nerviosa que estaba, no hacía ningún caso a las indicaciones de los agentes.

La Guardia Civil salva a una niña de 3 años que estaba asomada en el balcón de su casa

Ante la complicada situación, los agentes de la Guardia Civil decidieron desmontar la mirilla de la puerta para obtener una mayor visión del interior de la vivienda, observar a la pequeña y hablar con ella para poder tranquilizarla. A la misma vez intentaron ponerse en contacto con algún familiar de la niña que residiera en la casa, pero al no conseguirlo optaron por forzar la puerta para acceder al interior. Lo agentes cuidaron de la niña hasta que la madre apareció en la vivienda, y le comunicaron que sería investigada como presunta autora de un delito de abandono de menores.

Loa agentes trasladaron a la pequeña hasta la dependencias de la Guardia Civil, siendo recogida por su padre poco después. Tras ser instruir las diligencias correspondientes por parte de la Guardia Civil, estas fueron remitidas al Juzgado en funciones de Guardia de Roquetas de Mar, además de a la Fiscalía de Menores de Almería.

Deja tu comentario