Detienen a una pareja que ocultaba el cadáver de su bebé en un ‘táper’

Un pareja de Arkansas, en Estados Unidos, ha sido detenida como presuntos autores de un homicidio del hijo de la mujer de 1 año de edad

Tyler Hobbs (21 años) y María Girón-Molina (21 años) una joven pareja de Fayetteville, en Arkansas, Estados Unidos, ha sido detenida tras un macabro hallazgo en el armario de su casa, dentro de un contenedor de plástico o táper; el bebé de la mujer de tan sólo 1 año de edad.

El cadáver pudo ser descubierto gracias a que el propio Tyler Hobbs llamara a la policía para confesar el terrible suceso. Según las autoridades policiales del condado, el hombre aseguraba que hace unos días, el hijo de su novia, de tan sólo 1 año, se precipitó por las escaleras y perdía la vida tras realizarle la maniobra de reanimación cardiopulmonar para intentar que respirase. Hobbs aseguró que se sintió muy asustado tras descubrir que el niño  había muerto y no sabía qué hacer.

La policía se desplazó al domicilio para corroborar la versión dada por el joven y proceder al levantamiento del cadáver, pero no esperaban ver la dantesca escena. El cuerpo del bebé se encontraba en la habitación de los padres, en un armario, dentro de un pequeño contenedor de plástico o ‘táper’, en avanzado estado de descomposición. A su vez, habían tapado el táper con numerosas mantas para ocultarlo.

Cuando los policías encontraron al bebé, el joven se vino abajo y relató lo que había sucedido de verdad: El bebé no dejaba de llorar y le provocaba fuertes dolores de cabeza. El pequeño hizo ruido con una lámpara y su padrastro se enfureció, por lo que le tapó la boca al bebé para “amortiguar el llanto“. Según el joven, el bebé, tras zarandearlo y taparle la boca, dejó de respirar. Además confesó que estaba bajo la influencia de la marihuana y que había ‘enloquecido‘, fue entonces cuando metió al bebé en el táper.

La madre, María Girón, también ha sido acusada de los mismo delitos que el autor de los hechos, ya que al ver sangre en las sábanas de la cama, decidió no confesar nada y no delatar a su pareja, porque no quería perder la custodia de sus otros hijos. Hobbs y Girón están detenidos y están acusados de asesinato en primer grado y de abuso de cadáver.

María Girón-Molina y Tyler Hobbs
María Girón-Molina y Tyler Hobbs

Deja tu comentario