Un tirador exmilitar acaba con la vida de 26 personas en una iglesia

Este exmilitar fue sometido a un Consejo de Guerra en el 2012 por  agresión a su mujer y hijo.

Devin Patrick Kelley, un exmilitar estadounidense que entró en un templo baptita en Sutherland Springs donde se estaba celebrando una misa, acabó con la vida de 26 personas. El estado de Texas vivió ayer domingo uno de los episodios más terroríficos que se pueden recordar. Si aún esta reciente la masacre en La Vegas cometido por otro tirador llamado Stephen Paddock, este nuevo atentado vuelve a sembrar el horror en Estados Unidos. Esta vez el tiroteo fue en Sutherland Springs, una pequeña localidad rural de Texas de apenas 500 habitantes.

Kelly, que llevaba puesto un chaleco antibalas, pasó por una gasolinera antes de llegar al templo baptista y aparcar su coche allí. El exmilitar entró luego en el templo armado abriendo fuego contra todos los asistentes a la misa. Los disparos de Kelly acabaron con la vida de 26 personas, dejando heridas a otra veintena. Las edades de los asistentes a la misa de ayer domingo al mediodía, se manejaban entre los 5 y 72 años. Después de sembrar el caos dentro de la iglesia, el exmilitar huyó finalmente en su coche.

Un tirador exmilitar acaba con la vida de 26 personas en una iglesia

Mientras Patrick Kelly huía, un vecino de la localidad le disparó con un rifle desde el exterior de la iglesia. Luego el vecino se montó en su coche e inició una persecución sobre el exmilitar. Kelly fue localizado muerto dentro de su coche en una carretera cercana, pero los autoridades no han confirmado si falleció por los disparo del vecino que inició la persecución o si Kelly finalmente se suicidó.

Devin Patrick Kelley sirvió en las fuerzas aéreas en la base de Nuevo México, y fue sometido a un Consejo de Guerra en 2012 por agresión a su mujer y su hijo. Kelly fue sentenciado a un año de confinamiento, y en el 2014 le retiraron los cargos de “mala conducta”. Este es el quinto tiroteo con armas de fuego con más fallecidos en la historia de los Estados Unidos, por lo que aumenta aún más el debate sobre la regulación del acceso de civiles a las armas de fuego.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here