Condenados por la muerte de su bebé de 8 meses: malnutrido, demacrado y asfixiado dentro de un armario

Makenzie Shultz, de 23 años, fue condenada a 40 años de cárcel, por el asesinato de su bebé de 8 meses, Briley Giroux

Ocurría en indiana, Estados Unidos, donde una joven de 23 años llamada Makenzie Shultz, asesinaba a su bebé de tan sólo 8 meses, Briley Giroux. La pequeña fue encontrada en Noviembre de 2015, fecha en la que ocurrió el terrible suceso, deshidratada, demacrada, desnutrida y con un peso de algo menos de 4 kilos, casi el mismo que cuando nació.

Según relatan fuentes policiales, los padres, tanto Makenzie Shultz como Chad Giroux, pasaron muchos días sin alimentar ni darle de beber en condiciones a la pequeña, por lo que le provocaron serios trastornos en el organismo. Según publica el medio Fox59, la bebé no era vista por un pediatra desde el segundo mes de vida.

El resultado de la autopsia de Briley esclarecía cómo moría la pequeña. presentaba síntomas de malnutrición severa, deshidratación y tenía el intestino completamente obstruido. La causa de la muerte fue la asfixia, probablemente debido a que la pequeña dormía dentro de un armario, con mantas encima para ‘sofocar el llanto‘, según se relató durante el juicio contra Shultz y Giroux.

El juez del condado de Tippecanoe, en Indiana, Randy Williams, afirmó que en el domicilio de la pareja se encontraron numerosos envases de comida para bebés sin desprecintar. Según sentenciaba el propio magistrado: “A Briley, por todo lo que hemos visto y oído, nunca se le dio una oportunidad para vivir“.

Makenzie Shultz ha sido condenada a 40 años de prisión por negligencia de un dependiente que ocasionó la muerte, falsa información, perjurio, y obstrucción a la justicia. Chad Giroux fue condenado a 34 años de prisión por los mismos delitos que Shultz.

Deja tu comentario