Mata a su bebé a golpes porque no soportaba oírla llorar

Un joven de 30 años ha confesado haber asesinado brutalmente a su bebé de 4 meses porque no paraba de llorar

Joseph George Gazzam, de 30 años, ha confesado ser el autor de la muerte de su propia hija, un bebé de tan sólo 4 meses. Los hechos ocurrían en el condado de Allegheny, Pensilvania, EEUU, donde el joven ha sido arrestado por un delito de homicidio tras admitir la culpabilidad de los hechos.

Inicialmente Gazzam había dicho a los policías que su hija se había caído de la cama mientras dormía, pero la autopsia revelaba algo estremecedor, la bebé presentaba numerosos hematomas, así como golpes y terribles lesiones  que obligaron a su padre a confesar el crimen.

El padre confesaba así que había sido el quien había dado fin a la vida de su hija, porque no soportaba oírla llorar. Confesó a los policías que golpeó repetidamente a la bebé, llamada Victoria, y no paró hasta que dejó de moverse y llorar, dándole una muerte brutal y cruel.

La autopsia, como decíamos anteriormente, revelaba que la pequeña había sido golpeada, incluso presentaba huesos rotos, así como unas terribles lesiones imposibles de realizarse si se hubiera caído de una cama. Gazzam ya se encuentra detenido acusado de un delito de homicidio. 

Deja tu comentario