Un agente de los Mossos d’Escuadra habló por teléfono con el terrorista antes de la masacre de las Ramblas

El agente habló durante cuatro minutos con el terrorista, dos horas antes del atentado de las Ramblas en Barcelona.

Dos horas antes del atentado ocurrido en las Ramblas el pasado 17 de agosto, un agente de los Mossos d’Escuadra se puso en contacto por teléfono con el terrorista Younes Abouyaaqoub.

El agente de los mossos llamó al móvil del terrorista sobre las tres de la tarde, desde una extensión a través de la centralita de una Comisaría de los Mossos d’Escuadra en Barcelona.

Cuando se realizó la llamada, que duró cuatro minutos, el terrorista yihadista Younes Abouyaaqoub conducía la furgoneta por la circunvalación de Barcelona con la que terminaría asesinando a 14 personas.

Los agentes de la Fuerzas de Seguridad del Estado, encargados de investigar el atentado bajo las directrices del titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional.

Consiguieron identificar esta llamada realizada desde la Comisaría de los Mossos, tras volver a revisar el registro de los movimientos telefónicos del móvil del terrorista Younes Abouyaaqoub. Esta es una práctica policial muy habitual, utilizada para poder reconstruir los pasos dados por los autores de los delitos.

Un agente de los mosso d’Escuadra habló por teléfono con el terrorista antes de la masacre de las Ramblas

En el caso del terrorista de las Ramblas los investigadores trataban de limitar los movimientos de los integrantes de la célula yihadista, para de esa forma poder identificar a las personas con las que se había comunicado antes y después del atentado.

El objetivo era desarticular toda la trama yihadista, pero la sorpresa fue mayúscula cuando al comprobar los números de las llamadas realizadas al móvil del terrorista, los agentes descubrieron un número que pertenecía a un teléfono oficial de los Mossos.

Tras descubrir esa llamada los agentes, por orden del magistrado Fernando Andreu, empezaron a investigar en secreto sin informar de nada de esto como era lógico a los mossos. No obstante, en el instante que intentaron dar con la extensión para poder identificar a la persona que supuestamente llamó al teléfono del terrorista, descubrieron que en el sistema de centralita no se facilitaba esa función.

Las investigaciones, bajo secreto sumarial, tienen como uno de sus principales objetivos descubrir los pasos dados por el imán de Ripoll y cerebro de la célula yihadista, Abdelbaky Es Satty, y al resto de los activistas. El atentado cometido el pasado mes de agosto, esta considerado como el segundo ataque más sangriento en Cataluña, tras la acción terrorista llevada a cabo por ETA en Hipercor en 1987.

1 Comentario

  1. ¿Era acaso el terrorista confidente de los Mossos? La verdad es que el año 2017 está dejando muchos casos “OSCUROS”, en los que no sabemos si han actuado las cloacas del estado al servicio de la democracia del R78… Blesa, Barberá, el juez de la Gurtel, el supuesto envenamiento de Botín, la muerte inesperada del Juez Pedreira… Algo huele mal en España, como diría aquel… Piensa mal y te quedarás corto

Deja tu comentario