Niña de 4 años herida de gravedad por el ataque de un perro de raza peligrosa

La niña fue atacada por un un macho mestizo cruce de podenco y labrador, con el que estaba jugando en casa de su abuela.

Una niña de tan solo 4 años de edad resultó herida el pasado lunestras ser atacada por un perro en la localidad valenciana de Chiva. Según la información ofrecida por fuentes municipales, en el momento de la agresión la niña se encontraba con su abuela y sus dos perros. Mientras jugaba con uno de los perros, un macho mestizo cruce de podenco y labrador, este terminó atacando a la menor. La niña fue golpeada por el perro y recibió varias dentelladas en su cuerpo. Aunque la abuela se lanzó encima del perro para salvar a su nieta, recibió varias golpes en los brazos que le ocasionaron heridas leves.

Cuando la abuela consiguió finalmente encerrar al perro en un garaje, se puso primero en contacto con la madre de la niña y luego con la policía, a quienes informó que su nieta había sido atacada por un perro de raza peligrosa en la vivienda ubicada en la calle Calderón de la Barca. Cuando los agentes llegaron hasta la vivienda se encontraron con la abuela en estado de shock y la niña cubierta de sangre. El cuerpo de la menor presentaba orificios y desgarros realizados por las dentelladas del perro, además de un traumatismo craneal debido a los golpes del animal. El resto de familiares que ya se encontraban en la vivienda, habían cubierto el cuerpo de la menor con con una toalla mojada en un intento por auxiliarla.

Niña de 4 años herida de gravedad por el ataque de un perro

La niña fue evacuada en el interior de un coche de la Policía Local hasta el centro de salud de la localidad para recibir asistencia médica. Tras recibir las primeras atenciones, el personal médico solicitó la presencia urgente de una ambulancia. Una unidad del SAMU trasladó a la menor hasta el Hospital de Manises donde llegó ya por la noche, para luego ser trasladada hasta el Hospital la Fe de Valencia con pronóstico reservado.

La policía cree que el perro que atacó a la menor fue el macho mestizo cruce de podenco y labrador, que además tenía sangre en el hocico. No obstante tanto este perro como el otro, una hembra pitbull, fueron recogidos por la empresa encargada de la retirada de animales en la mancomunidad, quienes los trasladaron hasta un centro de Castellón. Las primeras indagaciones realizadas por la policía indican que el perro agresor no tenía chip de identificación, pero el pitbull si lo tenía.

Deja tu comentario