Detenido tras violar durante 10 años a una mujer que tenía secuestrada en su sótano

La víctima tuvo dos hijos del violador, que en la actualidad tienen 8 y 3 años, y que incluso llegaron a presenciar algunas de las violaciones.

Un control policial realizado en una carretera de la región de Calabria (Italia), ha permitido detener a un hombre que tenía secuestrada a una mujer en su sótano desde hace 10 años. El detenido tuvo encerrada a la víctima durante una década en un sótano sucio donde ni siquiera había un baño. La mujer utilizaba un balde para hacer su necesidades, y en el lugar donde estaba encerrada solo había chatarra y comida caducada. Durante todo ese tiempo la mujer estuvo encadenada a una cama, lugar donde era torturada y violada por el detenido.

La víctima llegó a Italia procedente de Rumanía cuando tenía 19 años, para poder cuidar a la esposa de un hombre que en aquel momento tenía 40 años. Sin embargo la vida de la víctima comenzó a ser un infierno cuando la esposa del dueño de la vivienda, ubicada cerca de la localidad de Gizzeria (prov. de Catanzaro), falleció. El hombre la encerró en el sótano de la casa, lugar donde empezó a torturarla y violarla. Allí mantenía la puerta cerrada con una cadena para evitar que ella escapara.

Debido a la numerosas violaciones a las que fue sometida, la mujer tuvo dos hijos sin ser atendida por médicos. De hecho jamás recibió ninguna asistencia por los ataques diarios del violador, violaciones que llegaron a ser presenciadas por sus propios hijos que en la actualidad tienen 8 y 3 años. La detención del secuestrador y violador en el control policial fue posible al despertar las sospechas de los agentes. Estos se dieron cuenta que algo raro pasaba cuando observaron que el niño que acompañaba al hombre estaba muy sucio, y por eso pidieron hablar con su madre.

Detenido tras violar durante 10 años a una mujer que tenía presa en su sótano
Sótano donde estuvo encerrada la víctima durante 10 años.

Acto seguido la policía se dirigió con el sospechoso hasta su vivienda, y tras ser registrada se dirigieron hacia el sótano. Allí encontraron a la mujer encadenada, que fue puesta en libertad por los agentes y asistida instantes después. El sospechoso fue inmediatamente detenido, con los cargos de esclavitud, maltrato familiar y violencia sexual.

Deja tu comentario