Le corta el pene y los testículos a su amante con unas tijeras de podar

La mujer le provocó graves heridas cortantes en los genitales, por lo que el hombre fue trasladado urgentemente al hospital.

Una mujer de 26 años de edad fue detenida por la policía argentina de Córdoba ayer domingo, tras cortar con una tijera de podar los genitales de su amante de 40 años. Según la información ofrecida por la policía y aunque no se aclara la gravedad de los cortes, la mujer le provocó varias heridas cortantes en el pene y los testículos, por lo que el hombre tuvo que ser trasladado urgentemente a un hospital. Los hechos tuvieron lugar en un apartamento ubicado en la calle Chacabuco del barrio Nueva Córdoba.

Mientras el hombre estaba durmiendo, la mujer cogió unas tijeras de podar y le realizó varios cortes en su entrepierna. Cuando la ambulancia que lo trasladó llegó al hospital, los médicos de urgencias vieron que la víctima tenía entre su entrepierna manchas muy visibles de sangre. Los asistentes médicos lograron parar la hemorragia y por el momento el hombre se encuentra en estado de observación. En el parte médico se especificó que la víctima sufrió “heridas cortantes en los genitales”, aunque como ya comentamos no se hizo referencia a la gravedad de esos cortes.

Le corta el pene y los testículos a su amante con unas tijeras de podar

Según la información ofrecida por la policía, la mujer que cometió la agresión, identificada como Brenda Barattini, fue detenida pocas horas después mientras confesaba haber cortado el pene de la víctima con unas tijeras de podar. Por el momento se ha abierto una investigación para esclarecer cuales fueron los motivos que por los que la mujer terminó agrediendo a su amante.

Remontándonos en el tiempo, este caso es bastante similar al que ocurrió en el año 1993 en Estado Unidos. En aquella ocasión una mujer llamada Lorena Bobbitt le cortó el pene a su marido, John Wayne Bobbitt, mientras este dormía. En esta ocasión el arma utilizada fue un cuchillo, y la mujer declaró que era constantemente maltratada y humillada.

Deja tu comentario