Le rompe el hombro al guardia de tráfico que le pone la multa, tras un brutal empujón

El agresor justificó su acción diciendo que había tenido un mal día.

Tras ver como un guardia de tráfico le colocaba una multa por estacionar su coche en una zona prohibida, el dueño del vehículo le propinó al guardia un brutal empujón contra la pared. El agresor, Daniel Corneille, había aparcado su coche en una zona diseñada especialmente para ayudar a personas ciegas a cruzar la calle. El suceso ocurrió en la Isla de Sheppey (este de Londres), cuando Corneille al ver como le estaban poniendo una multa reaccionó de forma brutal, primero gritando y luego agrediendo al guardia.

Cuando el guardia intentó incorporarse el agresor le gritó en la cara, justo antes de volver a empujarle y fracturarle en esta ocasión el hombro. Los investigadores de la Isla de Sheppey pudieron identificar a Corneille gracias a las imágenes de la cámara que llevaba encima el guardia, utilizando las cámaras de seguridad de la calle.

Corneille fue detenido y declarado culpable de un cargo de lesiones corporales graves, y fue sentenciado a dos años de cárcel. El agresor justificó su actitud violenta alegando que había tenido un mal día.

Le rompe el hombro al guardia de tráfico que le pone la multa

Deja tu comentario