A juicio por intentar quemar viva a su mujer embarazada de siete meses

El fiscal solicita una pena de 34 años de cárcel por los delitos de asesinato y aborto en grado de tentativa.

Un hombre de 44 años se enfrenta a una posible condena de 34 años solicitada por el fiscal en la Audiencia de Girona, al intentar quemar viva a su mujer embarazada el 1 de enero de 2016. El acusado, Nabil B.M., se encuentra en prisión provisional después de haber sido detenido dos días después de los hechos. El fiscal solicita una pena de 34 años y 11 meses de cárcel por los delitos de asesinato y aborto en grado de tentativa, a los que se une el agravante de parentesco, maltrato a la esposa y maltrato habitual.

En el juicio que arrancó ayer en la Audiencia de Girona declaró la víctima, aún muy afectada después del tiempo transcurrido, mientras el acusado declarará en el último día de juicio. La mujer relató entre llantos que llevaban poco más de un año casados, que residían en la calle Torres i Bages de Salt, y que su marido la tenía totalmente “sometida”. En su declaración también afirmó que el único dinero con el que contaban eran los 426 euros al mes de la ayuda que ella cobraba.

Según el relato contado por la víctima, un día antes de los hechos, el 31 de diciembre de 2015, su marido llegó a casa sobre las 22.00 horas “enfadado, como de costumbre”, le tiró del pelo, la empujó contra la pared y tiró a la basura la comida que había preparado para fin de año. Luego se marchó del piso y no regresó hasta medianoche. Cuando la mujer despertó por la mañana descubrió que su bolso estaba abierto, y que le faltaba el carné de seguimiento del embarazo.

“Me quería ir del piso y, cuando le pedí donde estaba -el carné-, sólo me dijo que no me lo pensaba dar”.

Intenta quemar viva a su mujer embarazada de siete meses

La mujer explicó que mientras él fue a ducharse en ese momento, ella aprovechó para buscar y encontrar el documento en una estantería. Cuando el acusado salió del baño y vio que ella había encontrado el carné, le dio una paliza. Luego al quedar atrapada por parte de una armario, vio como su marido le prendía fuego a la ropa y al colchón que le había lanzado encima, mientras se marchaba de la habitación. Una persona desconocida entró dentro del inmueble al escuchar los gritos de la mujer, y la pudo rescatar.

El fuego se propagó por toda la vivienda creando un humo negro intenso que se extendió por todo el edificio. La víctima explicó que su vida era un continuo estado de amenazas, agresiones, gritos e insultos, por lo que al delito de tentativa de asesinato, de aborto y de incendio, cuya pena puede ascender a más de treinta años, se le añaden a petición de la fiscalía los de maltrato de obra y habitual. El fiscal solicita también una orden de alejamiento por un periodo de quince años y una indemnización a la esposa de más de 25.000 euros.

Deja tu comentario