Detenidos por asesinar a su hija porque la menor no avisó que quería ir al baño

Nueve meses después del asesinato de la menor, la Fiscalía detiene al padrastro y a la madre de la niña.

Después de transcurrir nueve meses del asesinato de una niña encontrada en la Avenida Bordo de Xochiaca, del municipio de Nezahualcóyotl (México), la policía ha detenido al padrastro y a la madre de la menor. El cuerpo de la niña, identificada finalmente cono Guadalupe, fue encontrado semidesnudo y sin vida en marzo de este 2017. La Fiscalía del Estado de México detuvo a Pablo, de 29 años, y a Jazmín, de 30, como presuntos responsables del asesinato de su hija. Las autoridades esperan los resultados de la prueba de ADN para comprobar el parentesco y proceder legalmente contra ellos.

El 18 de marzo de este año, los vecinos de la zona localizaron el cadáver de la menor. La víctima vestía una sudadera color verde, una playera lila con un hada de Disney y unas medias rojas. El motivo del asesinato de la menor, es que la niña no avisó que tenía ganas de ir al baño y se hizo pis encima. En ese momento, su padrastro se enfadó con la menor, la golpeó y la mató. Luego con la ayuda de su pareja y madre de la menor, tomaron el cuerpo de la niña y lo abandonaron en la zona citada.

Detenidos por asesinar a su hija porque la menor no avisó que quería ir al baño

Cuando el cuerpo de la niña fue descubierto las autoridades no pudieron identificar a la menor, que presentaba maltrato físico y sexual. Nadie reclamó el cuerpo de la niña, por lo que algunos activistas solicitaron un retrato de la víctima para localizar a sus familiares. Las autoridades difundieron el rostro y las características de la víctima; delgada, estatura de 95 centímetros, ojos color café, cabello castaño, lacio y corto. Después de nueve meses de investigación, el Fiscal de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez, informó de la detención de los padres, quienes golpeaban y maltrataban a la menor constantemente.

La localización de los culpables se dio gracias a que un hombre proporcionó la dirección de la vivienda, ubicada en el Estado de México. Según el testigo, hace tiempo la madre de la víctima, Jazmín, estaba en estado de ebriedad y decidió regalarle a su hija. La madre de Guadalupe regresó al cabo de un tiempo y exigió 20 mil pesos para que se quedara con la niña. El hombre no le dio el dinero y Jazmín regresó a casa con su hija. El testigo, cuya identidad no se ha dado a conocer, descubrió al cabo de un tiempo el retrato difundido por las autoridades, reconociendo a la niña. Luego acudió a las autoridades y ayudó a la localización de los padres de la menor.

Deja tu comentario