La policía tarda un mes en encontrar a un preso fugado con una calavera tatuada en la cara

La policía de California tardó casi un mes en encontrar a un preso fugado de la cárcel de San Joaquín, que posee en su rostro múltiples tatuajes que simulan una calavera

El Departamento del Sheriff del Condado de San Joaquin, han tenido que realizar una búsqueda exhaustiva para encontrar al preso fugado Corey Hughes de 27 años. El joven cumplía condena en la Centro Penitenciario de California de San Joaquín, por posesión ilícita de armas y se encontraba cerca de cumplir su condena, el 6 de Febrero.

El pasado 28 de noviembre, Hughes se encontraba cumpliendo servicios comunitarios con un grupo de reos en un proyecto de la cárcel al borde de la autopista 5 en el valle central de California, y aprovechó un descuido de los guardias para fugarse.

Hughes ya había sido trasladado al centro de detención Honor Farm desde la cárcel de San Joaquín, ya que era un delincuente de crímenes menores, por lo que le resultó más fácil fugarse.

Este jueves, la policía capturaba Hughes en Stockton. La policía recibía una llamada en la que aseguraban que habían visto un joven con la cara tatuada. Agentes de la policía se trasladaban al lugar y toaban a la puerta pero nadie respondió, así que enviaron a un perro que lo apresó con facilidad. El hombre tuvo que ser trasladado al hospital por varios mordiscos en las piernas.

según han asegurado las autordades policiales después de la detención de Hughes: “Antes de su imprudente fuga, iba a ser liberado a principios de febrero por posesión ilícita de armas. En cambio ahora, se le sumarán problemas y días tras las rejas“.

Ya muchos se preguntan si era tan difícil encontrara alguien con una calavera tatuada en el rostro. Aunque ya habían advertido que el preso no era peligroso ni violento, siempre hay que tomarse en serio la fuga de un preso, sobre todo si tiene tanta prisa por fugarse a poco tiempo de cumplirse su condena.

Corey Hughes
Corey Hughes, en el momento de ser detenido

Deja tu comentario