Muere congelada y de hambre tras haber pasado 15 años encerrada por sus propios padres

Una joven japonesa de 33 años ha muerto congelada tras haber permanecido durante 15 años encerrada en un habitáculo de 3 metros cuadrados y sin calefacción

Un mujer japonesa de 33 años ha sido encontrada muerta debido una hipotermia, después de que sus propios padres la mantuvieran cautiva en su domicilio durante nada menos que 15 años, es decir, desde que ella era una adolescente.

Airi Kakimoto, una mujer de 33 años, era encontrada en la una casa de la ciudad del oeste de Japón, en Neyagawa, prefectura de Osaka. La autopsia ha revelado, según la cadena NHK, que Airi, que sólo medía 1,49 y apenas llegaba a los 19 kilos, se encontraba en un estado extremo de desnutrición.

Fueron sus propios padres, quienes avisaban este sábado del fallecimiento de su hija. Las autoridades competentes se percataron, debido a la propia confesión de Yasutaka Kakimoto, su padre, que Airi había estado viviendo asilada en 3 metros cuadrados sin ningún tipo de calefacción, desde que ella tenía 16 años.

Airi Kakimoto
La vivienda en Neyagawa, Prefectura de Osaka, donde fue encontrado el cuerpo de Airi Kakimoto

Según informaron fuentes cercanas a la investigación de la agencia japonesa Kyodo, el habitáculo donde Airi estuvo recluida durante unos 15 años, fue construido por su propio padre, y contaba con un inodoro improvisado, y una manguera conectada a un depósito de agua, de la que la joven se hidrataba de vez en cuando.

Los padres aseguran que encerraron a su hija cuando era una adolescente porque “padecía una enfermedad mental que la volvía violenta” y la alimentaban sólo una vez al día desde que decidieron enclaustrarla. El habitáculo poseía una puerta que sólo se podía abrir desde el exterior y estaba vigilado con una cámara.

Según Kakimoto y su esposa, de 53 años, su hija falleció el día 18 de diciembre pero no avisaron a las autoridades hasta el sábado 23. Los padre de la chica fueron detenidos por el abandono del cadáver de su hija, un cargo que suelen imponer la autoridades niponas mientras continúan reuniendo pruebas para comenzar con las acusaciones de homicidio.

Deja tu comentario