Apuñala a su mujer varias veces y la entierra el día de Navidad

Los Mossos d’Esquadra tuvieron que esforzarse para evitar que los vecinos del barrio donde residía la pareja lo lincharan.

Una mujer de 30 años fue asesinada por su pareja en Sant Adrià del Besòs, ciudad del área urbana de Barcelona, el pasado lunes 25 día de Navidad. La víctima, Kenia Álvarez Vázquez, recibió varias puñaladas en el cuello por parte de su pareja, Carles Sánchez Torralba de 35 años. El cadáver de la víctima fue localizado junto a las vías en la Mina, barrio de Sant Adrià del Besòs. El hombre ya tenía varios antecedentes y eran habituales sus entradas y salidas de las comisarías y de la cárcel, y la víctima también había sido detenida en alguna ocasión.

Según la opinión de algunas personas que les conocían, ambos formalizaron su relación en marzo de este 2017. Desde ese momento, la mujer le había denunciado en dos ocasiones, aunque en ninguno de los casos prosperó. La víctima no las ratificó y se negó a colaborar con los investigadores, además de no querer recibir asistencia de los programas de atención que llevan los mossos. Nunca se adoptaron medidas cautelares. El pasado lunes algunos vecinos les escucharon discutir con fuerza en plena calle. Dado que las discusiones entre ambos eran habituales nadie quiso avisar a la policía.

Apuñala a su mujer varias veces en el cuello y la entierra el día de Navidad
Lugar donde fue encontrado el cuerpo de la víctima.

A medianoche dos vecinos decidieron acudir a la comisaría de los Mossos de la Mina, ya que habían visto a Carlos cerca de las vías del tren cargando con un bulto muy grande. Los dos vecinos acompañaron a la policía hasta el descampado en el que habían visto a Carlos, y en la zona los agentes consiguieron localizar a la víctima. El cuerpo ya sin vida de la joven presentaba varias puñaladas mortales en el cuello, estaba semienterrado bajo una montaña de basuras, escombros y matojos de hierba.

Los Mossos d’Esquadra se pusieron en contacto con el titular del juzgado número dos de Badalona, en funciones de guardia, quien acudió al lugar para proceder al levantamiento del cadáver. Los mossos empezaron a buscar al culpable, quien trató de esconderse entrando y saliendo de pisos de conocidos, en su mismo bloque. Cuando fue localizado, la policía tuvo que esforzarse para evitar que los vecinos del barrio lo lincharan.

El detenido presentaba un estado lamentable después de ingerir medicamentos y mucha cocaína, asegurando que había intentado quitarse la vida. Tras ser asistido por un médico de guardia, fue trasladado hasta las dependencias del grupo de homicidios de la región policial metropolitana norte, donde le tomarán declaración. Después pasará a disposición judicial.

Deja tu comentario