Finge ser mudo durante 12 años para evitar la cárcel por asesinato y se le olvida cómo hablar

Un hombre chino que asesinó al tío de su ex esposa a tiros por 60 euros, huyó de lugar del crimen y fingió ser, durante 12 años, otra persona

Un ciudadano chino, de apellido Zeng, acusado en 2005 de haber asesinado al tío de su ex esposa de un disparo durante una riña familiar por 60 euros (500 yuanes), es el protagonista de una curiosa historia criminal. Zeng, que entonces contaba con 36 años, tras cometer el asesinato, huyó de la aldea situada en Hangzhou, provincia de Zhejiang.

El hombre decidió entonces esconderse y cambiar de identidad. Comenzó a llamarse Wang Gui, y llevó una vida de vagabundo, para evadir a las autoridades. Fue entonces cuando decidió dejar de hablar, más tarde conoció a la que sería su siguiente esposa y con ella tendría hijos, manteniendo su condición de mudo.

Pero esta estrategia no le duró para siempre, ni aunque estuviera 12 años sin mediar palabra. En 2017, la policía comenzó a sospechar de Wang Gui, cuando se realizó una encuesta por la zona en la que vivía el sospechoso. El hombre no poseía documentación y la policía comenzó a investigar quien era, así que le tomaron muestras de sangre y descubrieron que se trataba del asesino que llevaban buscando desde hacía 12 años.

Una vez que la policía detenía a Zeng, este confesaba el crimen del tío de su ex esposa, pero nunca imaginó que le costaría tanto. A Zeng se le había olvidado hablar, sus cuerdas vocales se habían atrofiado por haber pasado 12 años sin ejercitarlas Al final terminó admitiendo a las autoridades: “Cuanto menos decía, menos posibilidades tenía de cometer un error”.

mudo china

Deja tu comentario