El padre de los niños desaparecidos en Granada: “No están secuestrados, están con su padre”

Los dos niños desparecidos el pasado 30 de diciembre en Granada, Manuel y Violeta Lebrón de 9 y 10 años, debían ser entregados por su padre en esa fecha, pero nunca aparecieron

La madre de Manuel y Violeta, Sonia Barea, denunciaba el día 30 de diciembre el posible secuestro de sus hijos a manos de su progenitor. El pasado 23 de diciembre los niños eran entregaos al progenitor y este tenía que devolverlos a su madre en un punto de encuentro determinado en Granada.

Sobre el progenitor de los niños, Manuel Lebrón, pesa una orden de alejamiento de su ex pareja, hasta septiembre de 2022. A finales de 2016, Manuel fue condenado a dos años y 10 meses de cárcel por un delito de maltrato habitual y en el ámbito familiar en presencia de los menores. Fue expulsado de la Policía Local, donde era agente y se le prohibió comunicarse con su ex mujer durante 4 años y medio, según ha revelado ‘El Diario de Sevilla’.

La mujer interponía una denuncia por un posible secuestro, tras intentar ponerse en contacto con su ex marido sin éxito alguno, se difundía así, un cartel con el rostro de los niños solicitando ayuda a población. La Policía Nacional y la Guardia Civil investigan ahora una llamada realizada en la noche del Lunes a la Policía Local de Alcalá de Guadaíra en Sevilla, en la que Manuel Lebrón aseguraba que los niños: “No están secuestrados, están con su padre“.

Sonia ha asegurado que Manuel ya tenía planeado hacer algo como lo que ha hecho: “Él tenía pensado echarle un pulso a la justicia y a los niños ya les había dicho que los iba a hacer desaparecer. Tenía incluso dinero guardado, porque la niña me lo había dicho“.

https://twitter.com/zoidoJI/status/947920493004324867

Deja tu comentario