Hallan el cadáver de una mujer en una playa de Marbella que podría ser el de Rebecca Muldoon

La pareja de Rebecca Muldoon, que presuntamente la habría maltratado, afirmó que ella quería “desaparecer como Virginia Woolf: metiéndose en el mar y sin dejar huella”

Las autoridades están investigando si el cadáver de una mujer hallado este domingo, a la deriva, en una playa de Marbella, es el de la joven británica de 35 años, Rebecca Muldoon. La joven desaparecía en Marbella en día 2 de enero, y según había adelantado “El Confidencial“, ella tan sólo “quería meterse en el mar hasta desaparecer sin dejar rastro“.

El cadáver apareció a primera hora del domingo y según afirman las autoridades policiales y judiciales, “La última señal del teléfono móvil de Rebecca coincide con la zona de la playa donde apareció flotando el cadáver; en la playa El Oasis“. Además, tanto la ropa como las descripción física coinciden con la de la joven británica.

Una joven que hacía running el domingo por la playa, fue quien divisó el cadáver desde el Paseo Marítimo de ‘Les Cubes’. La mujer avisaba a Emergencias y rápidamente se procedía a examinar y analizar el cadáver, que ya estaba deteriorado por el tiempo que llevaba en el mar.

A falta de confirmar que el cadáver sea de Rebecca Muldoon, todo parece indicar que podría tratarse de un caso de violencia de género. Según pudo saber El Confidencial, Rebecca había recibido una brutal paliza por parte de su marido. Ella, asustada y exhausta, le dejó una nota a su vecino de su ático de lujo de Marbella, contándole todo lo que había sufrido durante años de maltrato. Tenía demasiado miedo como para acudir a la policía y denunciarlo.

Rebecca Muldoon
Rebecca Muldoon

El vecino, cuando vio el escrito, acudió rápidamente a la policía para que estuvieran al tanto de lo que su vecina estaba sufriendo. Ese mismo día, la policía activaba el protocolo de violencia de género y varios agentes se personaban en su domicilio y detenían al marido de Rebecca.

El vecino volvía a llamar a la policía porque los dos hijos de Rebecca estaban solos en su vivienda de lujo de Marbella, algo iba mal. Rebecca tampoco se presentaba en los juzgados para ratificar su denuncia contra su marido. 30 horas más tarde, el vecino volvía a llamar porque los niños, de 8 y 10 años, volvían a estar solos en el ático de lujo. En esta ocasión, Rebecca había salido de casa para no volver.

Según confesó su marido, que aseguró ser un broker, Rebecca había pasado varios meses en una cínica de lujo en Marbella para ‘depurarse‘, en la que pagaba al mes unos 4.000 euros. La policía sabía que ella no podía haber ido muy lejos, había salido de casa con las zapatillas de estar por casa y no tenía pasaporte. La policía no descarta un posible suicidio, ya que Rebecca le había dicho muchas veces a su actual pareja que quería “desaparecer como Virginia Woolf: metiéndose en el mar y sin dejar huella“.

atico marbella
Ático donde vivía Rebecca Muldoon

Deja tu comentario