Detienen al marido de Rebecca Muldoon, la joven que podría haber fallecido ahogada en una playa de Marbella

El marido de Rebecca, Paul Muldoon de 33 años, es unos de los estafadores más buscados de Gran Bretaña.

Paul Muldoon, el marido de la joven que desaparecía en Marbella el pasado 2 de enero sin dejar rastro, ha sido detenido por la Policía Nacional, tras haber sido reclamado por la justicia Británica por delitos de índole económica. El hombre podría ser extraditado a Reino Unido donde se enfrentaría a la justicia de su país.

La joven pareja, que contraía matrimonio en EEUU, se mudaba a Málaga, concretamente a Marbella, con los dos hijos de Rebecca de 8 y 11 años. El hombre también está siendo investigado por la policía española por maltrato en el ámbito familiar, ya que fue arrestado en España tras la desaparición de su esposa, Rebecca, aunque ella nunca interpuso una demanda oficial.

El día 2 de enero, Rebecca, quien había confesado en una nota a un vecino años de maltrato por parte de su marido, salía de casa con las zapatillas de estar por casa y dejando a sus hijos solos en el ático en el que vivían. La policía inició entonces una exhaustiva búsqueda de la mujer, quienes descartaban que hubiera salido de España, ya que no tenía el pasaporte en su poder.

Las malas noticias llegaron cuando el domingo 14 de enero, aparecía un cadáver flotando en la playa de El Oasis de Marbella, que cuadraba con la descripción de Rebecca. Además, según había confesado su marido, Paul, Rebecca le habría confesado en multitud de ocasiones sus ideas suicidas, quería: “desaparecer como Virginia Woolf: metiéndose en el mar y sin dejar huella”. Aún no se ha confirmado que el cadáver sea el de Rebecca Muldoon. La principal hipótesis que baraja la policía es que se trataría de un suicidio. Mientras tanto, su marido está detenido por la orden de búsqueda internacional de Reino Unido por fraude.

Rebecca Muldoon
Rebecca Muldoon

Deja tu comentario