Los 13 hermanos liberados de la ‘casa de los horrores’, participaban en extraños rituales

Según ha publicado el diario ‘New York Post’, un vecino de la familia Turpin, fue testigo de extraños rituales en los que los 13 hermanos participaban de madrugada

La familia Turpin ha saltado a todos los diarios internacionales por mantener a sus 13 hijos, entre los 2 y 29 años, encadenados, malnutridos y sucios en sus camas. Tanto David Turpin, de 57 años y padre de familia, como la madre, Lousie de 49, aparentaban ser, dentro de lo que cabe, una familia normal, pero las fotos revelaban algo inquietante. Todos los hijos llevaban el mismo peinado de su padre, y las hijas llevaban el mismo corte de pelo, incluso casi el mismo largo, además iban vestidos iguales, como en una secta.

Una de las hijas de 17 años, lograba zafarse de las cadenas y salía corriendo a la calle, consiguiendo llegar hasta un teléfono. Llamó a la policía e informó que sus padres mantenían encadenados a sus otros 12 hermanos y que se estaban muriendo de hambre.

Lo primero que notó la policía de Santa Ana, California, es que la chica, a pesar de ser una adolescente de 17 años, no aparentaba tener más de 10 años. Cuando llegaron a la residencia de los Turpin, en la ciudad de Perris, no podían creer lo que veían, 12 chicos que parecían más jóvenes de lo que eran, totalmente sucios, demacrados y encadenados a sus camas.

Turpin familyPero nuevos testimonios de sus vecinos han vuelto esta historia aún más macabra. Según cuenta Mike al ‘New York Post’, vecino de los Turpin desde el 2014, la pareja obligaba a sus hijos a marchar por la segunda planta de su vivienda en plena madrugada como si se tratara de un extraño ritual.

El ritual se repetía todos las noche entre las 12 y las 3 de la madrugada. Además, aseguró que más de una vez vio a los hermanos en el jardín y eran como clones, hablaban como robots, repitiendo las frases de forma monótona. Otros vecinos aseguraron haber visto a los hermano de rodillas en el jardín, y otros dando vueltas, mientras la madre los custodiaba.

Los 13 hermanos ya se encuentran hospitalizados con asistencia psicológica y psiquiátrica y recuperándose de la severa malnutrición que presentaban. Los padres, David Turpin y Louise, están detenidos bajo una fianza de 7 millones de euros.

familia Turpin

Deja tu comentario