Ahorcada y presuntamente violada una menor de 4 años según la reconstrucción de los hechos

Según la fiscal del caso, la menor fue primero víctima de una agresión sexual y luego fue asesinada

La reconstrucción del asesinato de una menor de 4 años en Córdoba (Argentina), desaparecida el pasado sábado día 13 de enero por la noche y localizada el pasado lunes día 15, dictamina que la menor fue secuestrada, atacada en su casa y ahorcada. Abril Alejandra Sosa, una pequeña de 4 años de edad, desapareció en la fecha indicada en medio de una tormenta mientras jugaba frente a su casa del barrio General Bustos, en Córdoba Capital. La fiscal y los investigadores sobre el crimen consideran que el autor del asesinato, Daniel Alberto Ludueña de 35 años de edad, secuestró, atacó y ahorcó a la niña.

Daniel Alberto Ludueña de profesión albañil, esta separado, y tiene un hijo y una hija que ya no viven con el. Los vecinos de Daniel Alberto afirman que este consumía drogas, tiene fama de violento y un antecedente por delitos sexuales. El cadáver de la menor fue localizado por la policía el pasado lunes sobre las 19.00 horas. Cuando fue encontrada por los agentes la menor estaba vestida y dentro de un bolso deportivo abandonado en un terreno, ubicado a 10 calles de su vivienda.

Según la reconstrucción realizada, Daniel Ludeña engañó a la menor y se la llevó a la pensión donde vivía, ubicada en la calle Tissera 483. El asesino fue visto poco antes comprando un lápiz de labios y unos aros.

Ahorcada y presuntamente violada una menor de 4 años de edad según la reconstrucción de los hechos

Continuando con la reconstrucción se indica que el asesino podría haber abusado de ella o haberlo intentado, algo que aún deben dictaminar los forenses. Tras asesinar a la menor, el acusado habría llamado a un taxi para poder trasladar el cuerpo de Abril dentro de un bolso deportivo. Ya en la oscuridad de la noche, y tras asegurarse que nadie le veía, abandonó el cadáver y regresó.

La principal teoría de la fiscal Palacios es que la menor fue víctima de una agresión sexual, para luego ser asesinada por el acusado. Ludueña va a ser imputado, en un principio, por lo que se conoce como homicidio criminis causa: matar para lograr la impunidad. La pena para ese tipo de delito es la cadena perpetua. Según la información de La Voz de Córdoba, a este cargo se le podrían agregar otros delitos.

Deja tu comentario