Obligado a declarar ante el juez con esta máscara por un desagradable hábito

Un traficante de drogas llamado Tyson Poulos, oriundo de Brooklyn, Estados Unidos, fue obligado a declarar ante el juez con una máscara por un desagradable motivo

Tyson Poulos, un joven de 33 años de Brooklyn fue obligado a comparecer ante el juez del Condado de Warren, con una extraña máscara. Además de la rara careta que lucía durante el juicio, fue escoltado por varios agentes de seguridad, que hacían parecer que se trataba un peso peligroso o caso de extrema peligrosidad, pero no podíamos estar más equivocados, Poulos se sentaba en el banquillo acusado de un delito de tráfico de drogas.

¿Entonces, por qué motivo lucía dicha máscara y por qué tanta seguridad a su alrededor?. La respuesta está en el historial de comportamiento del joven que hizo que John Hall, el magistrado al que tendría que rendirle cuentas, tomara las debidas precauciones?. Poulos, durante pasados juicios o vistas, había escupido a jueces, abogados, y personas presentes en la sala. Además de este desagradable hábito, Poulos se hizo famoso entre los guardias, según apunta Infobae, por “tirarles materia fecal o tratar de orinarles encima“.

Tanto Poulos como su abogado, Norman Steiner, niegan todas estas acusaciones, según declaraciones recientes al diario norteamericano “New York Post”.

Tyson Poulos

Según aseguran las autoridades judiciales, en 2014, Poulos lanzó un esputo a un letrado y más tarde afirmó que tenía hepatitis. El juez, ante tal tropelía afirmó: “Está claro que este no tiene el más mínimo respeto por las leyes ni por esta corte“. Hoy, Tyson Poulos se encuentra ya en la cárcel cumpliendo una condena de 10 años de prisión.

Tyson Poulos
Tyson Poulos, durante el juicio, rodeado de guardias de seguridad

Deja tu comentario