Cadena perpetua por encerrar y dejar morir de hambre a su hija adoptiva de 16 años

La mujer encerró durante varios meses a la adolescente, y casi mata de desnutrición a otros dos menores

Tras conocerse recientemente el caso de secuestro y maltrato de ‘La casa de los horrores’, un nuevo caso de crueldad contra los niños sacude a la sociedad estadounidense. Una mujer de 42 años fue condenada el pasado viernes a tres condenas perpetuas sin posibilidad de libertad, tras secuestrar, torturar y matar de hambre a su hija adoptiva de 16 años de edad. Nicole Finn, una mujer de nacionalidad estadounidense, estaba casada con Joseph Finn, padre biológico de la joven adolescente fallecida que también ha sido detenido.

Este último deberá enfrentarse a un juicio en abril para conocer cuáles fueron sus responsabilidades en la muerte de la adolescente. Los hechos ocurrieron en el estado de Iowa (EEUU) el 24 de octubre del 2016, fecha en la que agentes del Departamento de Policía de Polk acudieron a una llamada del 911 en la que se denunciaba un accidente hogareño. Cuando la policía llegó al domicilio se encontraron con la joven Natalie, de 16 años de edad, medio desnuda, con síntomas evidentes de desnutrición y usando un pañal para adultos. La joven fue trasladada de urgencia hasta un hospital local para ser reanimada, pero desgraciadamente murió a las pocas horas.

Cadena perpetua para una mujer por encerrar y dejar morir de hambre a su hija adoptiva de 16 años.
El padre biológico y la madre de Natalie Finn.

Según informó la filial local de la cadena NBC, la madre fue inmediatamente detenida y la investigación policial reveló el alto grado de perversidad del crimen. Nicole mantuvo encerrada a su hija adoptiva durante varios meses y, literalmente, la privó de comida hasta su muerte. Nicole tenía otros dos hijos adoptivos, quienes fueron encontrados con un avanzado y grave cuadro de desnutrición. Los investigadores pudieron comprobar que los dormitorios no tenían muebles y las salas estaban invadidas por gatos, cuyas heces estaban esparcidas por todas partes. También había perros y sábanas tiradas que estaban empapadas con orín humano.

En los informes se relata que en una ocasión Natalie intentó escapar de su casa y pidió comida a los vecinos a gritos. En esa ocasión la menor fue capturada y nuevamente encerrada, mientras la madre se aseguró de sellar todas las ventanas de su casa reforzando la seguridad para que no escapase de nuevo. Uno de los fiscales de la causa, declaró que es “uno de los peores casos que vi en 18 años de servicio”. A nadie le llamó la atención que los chicos no asistieran al colegio ni la conducta errática de la familia.

Cadena perpetua para una mujer por encerrar y dejar morir de hambre a su hija adoptiva de 16 años
La joven adolescente Natalie Finn de 16 años.

En cuanto a Joseph, exesposo de Nicole y padre biológico de los niños, aunque no vivía en la casa, no podía ignorar lo que ocurría allí. Está acusado de crueldad y negligencia a la espera de juicio el próximo mes de abril. Antes del fallecimiento de Natalie ya se había denunciado que en la casa vivían niños desnutridos, por lo que la indiferencia de las autoridades también influyó en la muerte de la joven Nicole. Dos meses antes del fallecimiento de la adolescente, las autoridades estuvieron en la casa de los Finn, pero estos se conformaron con la respuesta dada por la madre.

Además de las pruebas que recolectaron los investigadores, las pruebas psicológicas y de la autopsia muestran el infierno que se vivió en esa casa. Nicole fue examinada por psiquiatras y fue diagnosticada con un “trastorno de estrés postraumático” a causa de una abuso que sufrió en el pasado. Sin embargo, ella lograba comprender la realidad y la consecuencia de sus actos. La autopsia realizada al cuerpo de Natalie confirmó que falleció a causa de una falla cardíaca, como consecuencia de un grave cuadro de desnutrición. Los médicos determinaron que pasó “varias horas” tirada en el piso hasta que la encontró la policía, y su peso era de 38 kilos (ya no tenía grasa en su cuerpo).

Deja tu comentario