El inventor del teléfono: Alexander Graham Bell

Además de ser el inventor del teléfono, es el inventor del fotófono y de uno de los primeros detectores de metales.

El inventor del telefono Alexander Graham Bell

Alexander Graham Bell contribuyó al desarrollo de las telecomunicaciones, como el inventor del teléfono y de otros inventos.

El científico estadounidense Alexander Graham Bell nacido en Edimburgo (Escocia) es conocido sobre todo por haber sido el inventor del teléfono en 1876) y haber perfeccionado el fonógrafo en 1886. La madre de Bell estaba casi sorda, y su padre Alexander Bell  le enseñó la elocución para sordos, algo que influyó sin duda en su carrera y en su vida. Empezó trabajando en una escuela para sordos, mientras trataba de inventar una máquina que transmitiera el sonido por electricidad. Graham Bell (1847-1922) obtuvo la primera patente oficial para su teléfono en marzo de 1876, aunque más tarde se tuvo que enfrentar durante años a desafíos legales, tras su afirmación de que era el único inventor, en lo que fue una de las batallas más largas de la historia de las patentes.

Sin duda el gran logro de Bell que le ha hecho pasar a la posteridad, es haber sido el primero en haber diseñado y patentado un dispositivo práctico para transmitir la voz humana a través de una corriente eléctrica. Un dato bastante curioso es que aunque se le atribuye haber inventado el teléfono, Bell nunca quiso tener uno en su lugar de trabajo simplemente porque no quería distracciones mientras trabajaba.

El inventor del telefono Alexander Graham Bell

Con la fortuna derivada del teléfono, Bell pudo continuar su trabajo científico hasta el final de sus días, y utilizó el éxito y la riqueza obtenidas para poner en marcha varios centros de investigación. Se dedicó a prestar su ayuda en las carreras de otros científicos. En su momento fundó y ayudó a financiar la revista Science, hoy en día la primera revista científica estadounidense de primer nivel, y la National Geographic Society.

Quizás te interese: Qué es la energía eólica y cómo se genera.

Mientras trabajaba en sus experimentos científicos, Bell inició una cruzada particular sin descanso a favor de las personas sordas, intentando forzar su integración en la sociedad con la ayuda de la lectura de labios y otras técnicas. En el año 1890 se fundó la AG Bell (Alexander Graham Bell Asociación para personas sordas y con problemas de audición). Algunos de sus inventos aparte del teléfono, fueron el fotófono, uno de los primeros detectores de metales, el grafófono o el el cable de par trenzado. Alexander Graham falleció en 1922  en su casa de Beinn Bhreagh (Nueva Escocia) a la edad de 75 años.

Quizás te interese: La Mano De Fátima: la asombrosa leyenda y significado de la Jamsa.

Compartir

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here