Presiones sobre Puigdemont para evitar la declaración unilateral de independencia de Cataluña

Presiones sobre Puigdemont para evitar la declaración unilateral de independencia de Cataluña

Marta Pascal, jefa de filas del PDeCAT, declara a la BBC que el Govern optará por una “declaración simbólica” de secesión.

Mañana martes esta prevista la comparecencia de Carles Puigdemont en el Parlament, con el fin de ofrecer información sobre la situación política en estos momentos. En la sesión se espera que haya grandes novedades sobre esta situación política, que podría incluso terminar con la declaración unilateral de independencia de Cataluña. Los ojos de todos se dirigirán hacia el actual presidente de la Generalitat, quien tras los resultados del referéndum del 1 de octubre deberá decidir si finalmente sigue adelante con el desafío independentista.

Puigdemont siempre se ha mantenido firme en su afán independentista, y la mayor parte de los que desean una Cataluña independiente no tienen dudas sobre su compromiso. Sin embargo las presiones sobre el máximo mandatario político de la Generalitat, ante la posibilidad de llevar a cabo la declaración unilateral de independencia, son cada vez mayores. A la manifestación constitucional celebrada en la jornada de ayer, en la quedó demostrado que la opinión de la calle no es solo independentista, se suman declaraciones como las de Artur Mas.

El que fuera presidente de la Generalidad de Cataluña entre los años 2010 y 2016, afirmaba en una entrevista al Financial Times el pasado viernes que Cataluña no esta lista para ser independiente, ya que no posee estructuras básicas de Estado como su propia Hacienda.

Presiones sobre Puigdemont para evitar la declaración unilateral de independencia de Cataluña

Todo esto ha provocado dudas sobre el manejo de los tiempos dentro del Govern. El cambio de sede social de empresas como Gas Natural, Caixabank y Banco Sabadell, y la posibilidad de que Abertis, Colonial y Cellnex tomen el mismo camino, es una respuesta muy directa del poder económico. Es un mensaje contundente de cara a los inversores y una gran pérdida de centro de decisión.

Esta situación provocó la reunión el pasado sábado entre Carles Puigdemont y Juan José Brugera, presidente del Círculo de Economía. En esa reunión Brugera le comentó a Puigdemont su profunda preocupación por la actual situación y le advirtió que si continuaba con los planes de la declaración de independencia, muchas más empresas catalanas cambiarían su sede social.

Carles Puigdemont ya se muestra abierto a una mediación con el Gobierno de Mariano Rajoy, pero advierte que si no encuentra una respuesta positiva harán lo que tengan que hacer:

“Hemos abierto la puerta de la mediación y hemos dicho sí a tantas opciones de mediación como nos han planteado. Pero pasan los días y si el Estado español no responde de forma positiva, nosotros haremos lo que hemos venido a hacer”.

Compartir

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here