30.000 evacuados y 15 muertos hasta ahora por los incendios en el norte de California

30.000 evacuados y 15 muertos hasta ahora por los incendios en el norte de California

El fuego ha calcinado más de 15.000 casas y empresas, y aún quedan 15 focos activos.

Los incendios desatados en el norte de California, ubicados especialmente entre los condados de Napa y Sonoma, se ha cobrado hasta el momento la vida de 15 personas y la evacuación de más de 30.000. Los últimos datos ofrecidos desde el condado de Marin, ubicado al noroeste de California, indican que el fuego ha quemado más de 15.000 casas y empresas. La lucha por controlar el fuego continua en la jornada de hoy, aprovechando que el viento ya no sopla tanto. Tras los primeros conatos del incendio declarado el domingo por la noche, el gobernador Brown ordenó el estado de emergencia en lo condados de Napa, Sonoma y Yuba, y lo amplió a otros cuatro condados más.

Debido a los fuertes vientos desatados en la zona que alcanzaron los 80 km/h, el fuego ha calcinado 30.000 hectáreas de terreno cubriendo la región en un espeso humo. Este humo se ha desplazado hacia el sur de la región, dentro del área de la Bahía de San Francisco. Las recomendaciones para los ciudadanos fueron cerrar las ventanas de las casas, no pasear a los niños o sacar a las mascotas por la calle, y sobre todo hervir el agua para estar seguros de que se puede beber.

30.000 evacuados y 15 muertos hasta ahora por los incendios en el norte de California

El gobernador Brown ha solicitado de forma oficial a Donald Trump que declare el incendio como un ‘gran desastre’, para que de esa forma se puedan movilizar recursos federales. La situación en este momento es que permanecen activos 15 focos, y el jefe de bomberos Ken Pimlott comentaba que estaban completamente desbordados. La zona más afectada por los incendios es la ciudad de Santa Rosa (175.000 personas) que es la ciudad más poblada del condado de Sonoma, ubicada en la parte norte de San Francisco.

California registró su peor incendio en la era más reciente, cuando 2.800 hogares fueron destruidos en el año 2003 en Cedar, condado de San Diego. Cuatro años después otro incendio destrozó 1600 casas en el mimo condado. En ambas ocasiones influyeron los fuertes vientos, las altas temperaturas y la maleza seca.

Compartir

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here