,

Fibras nerviosas regeneradas con mezcla molecular

Una mezcla molecular realizada por científicos del Boston Children’s Hospital de Massachusetts, podría regenerar las fibras nerviosas.

Los científicos pueden haber encontrado una forma de regenerar las fibras nerviosas, mediante una mezcla molecular. Estos resultados pueden ayudar a los pacientes con lesión de la médula espinal, apoplejía, u otras condiciones neurodegenerativas, a recuperar sus habilidades motoras. Un equipo de investigadores del Boston Children’s Hospital de Massachusetts, ha desarrollado una “receta” con una mezcla de moléculas, y ha probado su potencial terapéutico en ratones con lesión de la médula espinal (LME) o accidente cerebrovascular.

En el nuevo estudio, los investigadores dirigidos por Zhigang He, administraron una mezcla de moléculas a ratones con la esperanza de que pudiesen restaurar sus axones (parte crucial de una neurona también conocida como fibra nerviosa). En esta investigación, se encontró que la combinación de una hormona del crecimiento segregada por el hígado llamado “factor de crecimiento insulínico tipo 1” (IGF1) con una proteína llamada osteopontina (OPN,) mejoró la visión en los roedores heridos por la regeneración de los axones de su nervio óptico.

Fibras nerviosas regeneradas con mezcla molecular - Lesión de médula espinal

Se ha demostrado que OPN participa en la inflamación y la degeneración del sistema nervioso, desempeñando un papel clave en enfermedades neurodegenerativas como la esclerosis múltiple (EM), la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer. En el modelo de ratón con ‘LME’, el equipo realizó un examen con dos grupos de ratones: el primer grupo recibió la mezcla molecular después de tener la lesión, y el segundo grupo de control nada.

En el primer grupo, los investigadores inyectaron a los ratones la mezcla de IGF1 y OPN 1, un día después de que los roedores sufrieran la lesión de médula espinal. En el modelo de accidente cerebrovascular, los ratones tratados recibieron la mezcla 3 días después de la lesión. Los investigadores probaron las habilidades motoras de los ratones, incluyendo sus habilidades motoras finas, examinando su habilidad para caminar sobre una escalera horizontal con peldaños espaciados de forma desigual.

Los investigadores encontraron que, en comparación con el grupo de control, los ratones tratados mostraron una mejora drástica en sus habilidades motoras finas. En el grupo de control que no recibió tratamiento, la función motora fue restaurada gradual y parcialmente después de la lesión, debido al rebrote natural de los axones. Los ratones recuperaron una gran parte de su función motora, pero permanecieron significativamente afectados en sus habilidades motoras finas, como reveló la prueba de escalera irregular.

Fibras nerviosas regeneradas con mezcla molecular

Los ratones tratados, sin embargo, cometieron mucho menos errores en esta prueba, de hecho en la semana 12 después de la lesión, los ratones tuvieron errores sólo el 46% del tiempo. Por el contrario, el grupo de control tenía una tasa de error del 70%. A partir de aquí los investigadores querían añadir el 4-aminopiridina-3 metanol, bloqueador de canales de potasio conocido por mejorar la conducción axonal en pacientes con esclerósis múltiple.

Tras añadir este tercer ingrediente a la mezcla, las tasas de errores en los ratones tratados disminuyeron de forma adicional.hasta un 30% . Los ratones sanos cometieron errores el 20% del tiempo. Sobre estos resultados Zhigang He comentó lo siguiente:

“En nuestro laboratorio, por primera vez, tenemos un tratamiento que permitió que la lesión de la médula espinal y el modelo de accidente cerebrovascular recuperen la recuperación funcional”.

Estos hallazgos fueron publicados en la revista Neuron.

Te ha gustado el artículo?

5 Puntos
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Artículo escrito por: Redacción

Somos un equipo de personas dedicadas a informar sobre preguntas cotidianas de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *