El conflicto entre ciencia y religión se halla en en el cerebro

Un equipo de científicos en Estados Unidos, cree que el eterno conflicto entre la ciencia y la religión se halla en dos zonas opuestas del cerebro.

El conflicto entre ciencia y religión se halla en en el cerebro

Según los investigadores el conflicto entre ciencia y religión se encuentra en el cerebro.

Según investigadores de la Universidad Case Western Reserve (Cleveland, Ohio) y Babson College (Massachusetts), el conflicto entre ciencia y religión puede tener sus orígenes en la estructura de nuestro cerebro. Esta investigación esta basada en la hipótesis que indica que el cerebro humano tiene dos regiones opuestas en un conflicto continuo. En opinión de uno de los autores del estudio Tony Jack, profesor de comportamiento organizacional en Babson College; “Cuando se trata de una cuestión de fe, desde el punto de vista analítico esto puede parecer absurdo”

Según otro de los miembros del grupo de investigación Richard Boyatzis, en el estudio realizado de psicología cognitiva afirma que las personas que poseen creencias religiosas o espirituales son menos inteligentes que las demás, llegando incluso a afirmar que de hecho estas personas son menos inteligentes. “Además de esto, nuestros estudios confirmaron que esta estadística al mismo tiempo, mostraba que las personas con fe son más prosociales y empáticas”.

El conflicto entre ciencia y religión se halla en en el cerebro

Este hallazgo podría dar una nueva explicación sobre por qué las mujeres tienden a ser más religiosas o espirituales que los hombres en todo el mundo. La diferencia puede deberse a que las mujeres son más propensas a mostrar una mayor empatía por las cosas que los hombres. Por otra parte, los investigadores encontraron que las personas no creyentes, están más estrechamente relacionadas con los psicópatas no-asesinos, pero la gran mayoría de los psicópatas clasificados como tales, es debido a su falta de empatía por los demás.

Quizás te interese: Un estudio afirma que tener múltiples tatuajes refuerza nuestro sistema inmunológico.

Los autores del estudio llevaron a cabo un total de ocho experimentos diferentes, con unas 530 personas adultas . El equipo investigó la relación entre la creencia en un espíritu universal o en un Dios y los parámetros del pensamiento crítico y la preocupación moral. Los investigadores llegaron a la conclusión, que las personas que creen en un espíritu universal o en un Dios parecen suprimir la zona del cerebro que se utiliza para el pensamiento analítico. Durante los períodos de pensamiento crítico, sin embargo, las personas parecen hacer todo lo contrario. Este estudio fue publicado en la revista online PLoS ONE.

Quizás te interese: Un estudio confirma que los perros entienden las emociones humanas.

2 Comentarios

    • Hola, Ger. Este es un artículo informativo sobre un estudio ciéntifico, en ningún caso queremos desprestigiar ni ofender las personas que poseen creencias de diferente índole. Gracias por comentar

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here