Los modelos de la órbita muestran que Kepler-62f podría sostener la vida

Este planeta situado a unos 1.200 años luz de distancia, es uno de los candidatos para ser habitado.

Los modelos de la órbita muestran que Kepler-62f podría sostener la vida

El planeta Kepler-62f se convierte en un planeta potencial para ser habitable.

El planeta Kepler-62f situado a una distancia de 1200 años luz de la Tierra dentro de la constelación de Lyra, es aproximadamente un 40% más grande que la Tierra. En palabras de Aomawa Shields autor principal de este estudio y estudiante postdoctoral en el departamento de física y astronomía de la UCLA, este planeta estaría situado en la lista de los más rocosos y podría albergar océanos. La misión Kepler de la NASA encontró este sistema planetario con el planeta Kepler-62f en el año 2013. Este planeta es el más alejado de los cinco planetas que orbitan alrededor de una estrella, que es más pequeña y fría que el sol. Sin embargo de esta misión, no se pudo extraer ninguna información sobre la forma de su órbita y la composición o su atmósfera.

Shields colaboró en este estudio con los astrónomos Rory Barnes, Eric AGÖL, Benjamin Charnay, Cecilia Bitz y Victoria Meadows (Universidad de Washington). Para determinar si el planeta podría sostener vida, diseñaron escenarios para poder averiguar como podía ser la forma de la órbita y la atmósfera del planeta. Esto es lo que comentó Shields al respecto:

“Hemos encontrado que hay múltiples composiciones atmosféricas que le permiten ser lo suficientemente caliente para tener agua líquida superficial. Sin duda esto hace que sea un candidato potencial para ser un planeta habitable”.

Los modelos de la órbita muestran que Kepler-62f podría sostener la vida

Ya que atmósfera de la Tierra contiene un 0’04% de dióxido de carbono y dado que el planeta Kepler-62f está situado a una distancia mayor de su estrella (la Tierra se encuentra a una distancia más corta del Sol), necesitaría una mayor cantidad de dióxido de carbono para mantener el agua líquida y evitar que esta se congele.

El grupo desarrolló simulaciones por ordenador basadas en el Kepler-62f con los siguientes resultados:

– Una atmósfera que oscila entre el mismo espesor que el de la Tierra, hasta 12 veces más que la de nuestro planeta.
– Varias concentraciones de dióxido de carbono en su atmósfera, que van desde la misma cantidad que se encuentra en la atmósfera de la Tierra, hasta 2.500 veces ese nivel.
– Configuraciones diferentes posibles en su trayectoria orbital.
– Muchas zonas que permiten ser habitables, asumiendo diferentes cantidades de dióxido de carbono en su atmósfera.

Relacionado: Explosiones de partículas podrían haber creado moléculas para calentar el planeta.

Shields comentó que para lograr que el planeta fuera habitable, este debería poseer una atmósfera 3 o 5 veces más gruesa que la Tierra, compuesta exclusivamente de dióxido de carbono. El dióxido del Kepler-62f sería 2500 veces superior al de la atmósfera de la Tierra. Esto provocaría que el gas se acumulase en la atmósfera del Kepler-62f, mientras las temperaturas se enfrían para mantener el planeta caliente.

Relacionado: Posible vinculo entre los agujeros negros primordiales y la materia oscura.

1 Comentario

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here