Galaxias lanzan elementos pesados en los alrededores y el espacio profundo

Después de realizar una serie de simulaciones, los investigadores encontraron que los CGM en ambos tipos contenían más de la mitad de los elementos más pesados de la galaxia.

Galaxias lanzan elementos pesados en los alrededores y el espacio profundo

Según un nuevo estudio, determinadas galaxias lanzan elementos pesados en los alrededores y el espacio profundo.

Un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Colorado, indica que determinadas galaxias lanzan elementos pesados en los alrededores y el espacio profundo, generados por la formación de estrellas expulsadas a una distancia que puede llegar al millón de años luz. Esta investigación nos muestra que existen más átomos de oxígeno, carbono y hierro desperdigados, y halos gaseosos fuera de las galaxias que existen dentro de las propias galaxias, dejando estas galaxias privadas de materias prima necesarias para construirlas estrellas y planetas.

En palabras del investigador Benjamin Oppenheimer del Centro de Astrofísica y Astronomía Espacial (CASA) dentro de la Universidad de Colorado y autor principal del estudio:

“Con anterioridad pensamos que estos elementos más pesados serían reciclados para las futuras generaciones de estrellas, e influenciaban en la construcción de sistemas planetarios. Finalmente resulta que las galaxias no son muy buenas para el reciclaje”.

El material casi invisible de gas que se encuentra alrededor de una galaxia es conocido como el medio circum galactico (CGM), y parecen desempeñar un papel fundamental en los elementos cíclicos dentro y fuera de la galaxia, pero los mecanismos exactos de esta relación siguen siendo difícil de alcanzar. El tamaño de una galaxia normal puede moverse entre 30.000 y 100.000 años luz, mientras que la CGM puede abarcar hasta un millón de años luz.

Galaxias lanzan elementos pesados en los alrededores y el espacio profundo

Las galaxias tipo espiral parecidas a la Vía Láctea forman estrellas que tienen un color azulado mientras que las galaxias elípticas tienen poca formación estelar y aparecen de color rojo. Ambos tipos de galaxias, contienen de decenas a cientos de miles de millones de estrellas con capacidades para crear elementos pesados. Después de realizar una serie de simulaciones, los investigadores encontraron que los CGM en ambos tipos contenían más de la mitad de los elementos más pesados de la galaxia, lo cual indica que las galaxias no son tan eficientes reteniendo sus materias primas como en un principio se creía.

En opinión del co-autor del estudio y profesor Joop Schaye de la Universidad de Leiden (Países Bajos):

“Las altas temperaturas que incluso llegan a superar el millón de grados Kelvin, reducen la fracción del oxígeno que es cinco veces ionizado”

Relacionado: Se revelan los secretos de “la Zona Oscura” de Plutón.

Por el contrario, la temperatura del gas en las galaxias espirales CGM es de 300.000 grados Kelvin, aproximadamente cincuenta veces más caliente que la superficie del Sol. Según declaraciones realizadas por Oppenheimer:

“Se necesitan grandes cantidades de energía a partir de la explosión de supernovas y agujeros negros supermasivos, para poner en marcha todos estos elementos pesados en el CGM. Este es un proceso muy violento que puede superar incluso los 10 millones de años, lo que significa que en una galaxia como la Vía Láctea este oxígeno altamente ionizado que estamos observando, ha estado allí desde antes de que naciera el Sol”.

Esta investigación ha sido recientemente publicada en línea en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society.

Relacionado: El Hubble descubre que el Universo podría expandirse más rápido de lo que se creía.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here