Los niveles de radiación del atolón Bikini siguen siendo alarmantes

Nuevas mediciones realizadas décadas después del Atolón Bikini, en la isla del Pacífico utilizada para probar bombas nucleares.

Los niveles de radiación del Atolón Bikini siguen siendo alarmantes

Estos niveles de radiación del atolón Bikini isla situada en el Pacífico, siguen siendo alarmantes.

Unas pruebas recientes realizadas en el atolón Bikini, indican que los niveles de radiación siguen siendo alarmantes. Esta radiación creada por las 23 pruebas nucleares realizadas cerca del atolón Bikini en la isla del Pacífico en las décadas de los años 40 y 50, está tardando más tiempo en desaparecer de lo que en un principio se tenía pensado.

Materiales radiactivos como el cesio-137 – isótopo radiactivo del cesio – producen en la actualidad  un promedio de 184 milirems de radiación por año en el interior del atolón Bikini, en algunas partes de la isla incluso han llegado a alcanzar 639 milirems cada año. Los investigadores informaron de estas pruebas el pasado 6 de Julio en Proceedings of the National Academy of Sciences. Estas mediciones que fueron realizadas en el pasado 2015, superan los 100 milirems por año, por encima de las normas de seguridad establecidas por los Estados Unidos y la República de las Islas Marshall, que controla la isla.

Los niveles de radiación del Atolón Bikini siguen siendo alarmantes

Según los cálculos efectuados en su momento, los científicos creían que los niveles de radiación bajarían de 16 a 24 milirems por año. No obstante, estos calculos provienen de la extrapolación a partir de las mediciones realizadas durante la década de los años 70. En palabras de Emlyn Hughes coautor de este estudio y físico de la Universidad de Columbia, la falta de coincidencia y desajuste probablemente se halle en hipótesis incorrectas sobre a que velocidad irían desapareciendo los materiales radiactivos presentes en la isla.

Quizás te interese: Electricidad a partir de agua de mar nuevo método para producir peróxido de hidrógeno.

El físico Emlyn Hughes añadió además lo siguiente:

Saber si los niveles de radiación más altos representan un serio riesgo para la salud de los cuidadores que viven en la isla durante una parte del año, serán decisivos para saber el tiempo que puedan permanecen en la isla y si la fruta local que comen es segura.

Quizás te interese: Científicos crean compuesto que erradica el ARN causante de una enfermedad incurable.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here