Se necesitan más eventos para precisar la historia de las ondas gravitacionales

Los astrónomos buscan orígenes de pares de agujeros negros responsables de las ondas tiempo espacio.

Se necesitan más eventos para precisar la historia de las ondas gravitacionales

Son necesarios más acontecimientos para poder precisar la historia de las ondas gravitacionales.

Después de que hace unos días se detectaran ondas gravitacionales tras una segunda colisión de agujeros negros, los astrofisicos miran hacia el futuro con el fin de averiguar el origen de estos terremotos cósmicos. Los agujeros negros que chocan en galaxias remotas envían ondas gravitacionales en nuestra dirección, pero a la pregunta de como estos terminan en un abrazo desafortunado sigue siendo un misterio. Después de las dos únicas detecciones realizadas hasta el momento a través del Observatorio de ondas gravitacionales por interferometría láser y con un posible tercer candidato, no hay suficiente información para averiguar a ciencia cierta cómo se formaron estos agujeros negros binarios. No obstante se manejan dos teorías sobre ello.

La primera de ellas nos dice que dos estrellas pesadas, cada una de ellas aproximadamente 20 veces más grandes que el Sol, nacen, conviven y explotan juntas. Sus muertes dejar atrás un par de agujeros negros próximos, que luego terminaran en una espiral dentro de una espectacular colisión. La segunda teoría nos sugiere que los agujeros negros se encuentran entre sí en medio de un cúmulo de estrellas de gran densidad. Este cúmulo lleno de estrellas y agujeros negros se empujan gravitacionalmente entre sí.

Se necesitan más eventos para precisar la historia de las ondas gravitacionales

Relacionado: Ondas gravitacionales detectadas tras una segunda colisión de agujeros negros.

Frederic Rasio, astrofísico de la Universidad Northwestern de Evanston (Illinois) y su equipo, desarrollaron simulaciones por ordenador que investigan cómo los miembros de estos grupos interactúan uno con el otro. Los agujeros negros se asientan en el centro del grupo, donde algunos quedan atrapados en el abrazo gravitacional de otro. Los encuentros continuos con otros agujeros negros errantes hacen que estas parejas se separen del cúmulo, que luego se desplazan a través de la galaxia para finalmente unirse en un solo agujero negro.

Relacionado: Pasarán 1.500 años antes de que los extraterrestres contacten con nosotros.

Hasta el momento se desconocen si estos pares de agujeros negros encontrados, son partes del mismo cúmulo, pero se realizaran pruebas conforme se vayan encontrando más. En opinión de Fulvio Ricci portavoz de VIRGO y físico de la Universidad de Roma La Sapienza:

“Este es sólo el comienzo de la astronomía de ondas gravitacionales. Lo hicimos entonces, lo hacemos de nuevo, y lo volveremos a realizar en el futuro”.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here