El Okapi (Okapia johnstoni), ¿mitad cebra, mitad jirafa?

El Okapi está incluida en la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como una especie animal amenazada.

El Okapi (Okapia johnstoni), mitad cebra, mitad jirafa

El Okapi es un animal herbívoro parecido a la jirafa y a veces es confundida con ellas y con las cebras.

Un okapi es una animal herbívoro muy parecido a las jirafas, de hecho está considerado uno de los últimos antepasados que quedan de la jirafa. Poseen unos rasgos físicos similares, pesan entre 200 y 300 kg, tienen cuellos cortos, grandes orejas verticales y una larga lengua oscura que utilizan para alimentarse de las hojas de arbustos y arboles.

El okapi es una especie en peligro de extinción con una población estimada entre 10.000 y 20.000 ejemplares. Su aspecto puede confundirse con el de una cebra, ya que en sus patas tienen rayas muy similares a las de estos mamíferos. Estas rayas les sirven para camuflarse de posibles enemigos en la selva.

Se les puede encontrar en las selvas de montaña de la R.D. del Congo en el centro de África. Los okapis son animales solitarios, aunque suelen estar acompañados de su pareja y de alguna cría.

El Okapi es un animal herbívoro, o sea que se alimenta exclusivamente de materia vegetal, además de las frutas, bayas y otras partes de la planta. Al vivir apartado en la selva de montaña, el okapi tiene pocos depredadores comunes, no obstante su mayor enemigo es el leopardo.

El Okapi (Okapia johnstoni), mitad cebra, mitad jirafa

El okapi no empezó a ser conocido por la comunidad científica occidental hasta comienzos del siglo XX, pero la gente nativa de la región si lo conocía e intentaban cazar a este animal por su carne y su gruesa piel. Esta extraña criatura posee una naturaleza tímida, y como ya mencionamos gracias a las rayas de sus extremidades inferiores puede ocultarse en medio de la densa selva.

Quizás te interese: Las especies de animales en peligro de extinción

El okapi ha sido incluido por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como una especie animal amenazada de extinción en su ambiente natural. Esta amenaza se debe al aumento de la deforestación en algunas zonas de su hábitat natural, unido al hecho de que cada vez caen más en trampas preparadas por la gente para atrapar otros animales. Conviene recordar que desde 1933, el Okapi ha sido protegido por la ley en la República Democrática del Congo (antes llamado el Zaire).

Quizás te interese: El oso panda gigante, en peligro de extinción.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here