La babosa común Arion ater: la más peligrosa

Pese a los destrozos que ocasiona, son fundamentales para un ecosistema sano.

La babosa común Arion ater

La babosa común Arion ater está considerada la criatura más destructiva entre las babosas.

La babosa común Arion ater, pertenece a un complejo de especies que sólo pueden diferenciarse mediante la disección de sus órganos genitales. Es un molusco gasterópodo perteneciente a la familia Arionidae. Aunque su color más típico suele ser el negro, también pueden tener un color naranja, marrón oscuro, gris o rojizo.

Los miembros más jóvenes de esta especies poseen una gama aún más amplia de colores, y se pueden distinguir de los más adultos gracias a la presencia de unas bandas laterales. Su hábitat natural se encuentra situado en los lugares húmedos, por regla general se hallan en los bosques.

Las mucosidades de esta babosa son incoloras aunque eso sí, son muy pegajosas. Cuando se irritan, este tipo de babosas se contrae y se balancea de una lado a otro. Estas babosas terrestres carecen de conchas como otros moluscos terrestres, por ejemplo los caracoles).

Funcionan como descomponedores, pero también son a menudo omnívoros. La dieta de estas babosas se compone principalmente de hongos y plantas, pero en ocasiones se complementa con gusanos, insectos, vegetación en descomposición y heces.

La babosa común Arion ater

Ya que permanecen relativamente inactivas durante el día, las babosas dependen del frescor de la noche para buscar la comida. La superficie del suelo debe de estar húmeda, para que se puedan mover de una forma segura.

La babosa Arion ater está considerada la especie más destructiva de su especie, y por eso uno de los remedios efectivos para poder combatirla la realizan los jardineros. Estos suelen regar sus plantas por la mañana temprano, para que el suelo no es tan húmedo cuando llegue la noche que como decimos es el momento en el que se muestran más activas.

Quizás te interese: Cómo son las hormigas. 

Entre los distintos cultivos, la lechuga es la más dañada por las babosas. Cualquier tipo de vegetación se encuentra en serio riesgo ante este tipo de criaturas. A pesar de todo esto, en líneas generales las babosas son cruciales para un ecosistema sano. Trabajan para reciclar la descomposición de alimentos y la materia fecal, que luego se procesa de nuevo a través del suelo.

Relacionado: El picudo rojo

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here