Los neandertales son los primeros artistas de la humanidad

Neandertales primeros artistas de la Humanidad

El hallazgo de pinturas realizadas en tres cuevas españolas hace 64.000 años, sitúa a los neandertales como los primeros artistas de la Humanidad

Contrario a la visión tradicional de ellos como brutos, resulta que los neandertales son los primeros artistas de la Humanidad. Así lo indica un estudio en la revista Science, donde se sugiere que hicieron dibujos rupestres en España que son anteriores a la llegada de los humanos modernos a Europa. También parecen haber utilizado conchas marinas pintadas como joyas. Anteriormente se creía que el arte era un comportamiento exclusivo de nuestra especie (Homo sapiens), mucho más allá de nuestros primos evolutivos.

Las pinturas rupestres incluyen impresiones estarcidas de manos de neandertales, patrones geométricos y círculos rojos. Fueron encontradas en tres sitios distintos en España, en las cuevas ubicadas en La Pasiega (Cantabria), Maltravieso (Cáceres) y Ardales (Málaga). Los investigadores utilizaron una técnica llamada uranio-torio para obtener edades precisas, basada en medir la descomposición radiactiva del uranio que se incorpora a las costras minerales que se forman sobre las pinturas. Los resultados dieron una edad mínima situada hace 64.000 años para el arte rupestre. Los primeros humanos modernos que arribaron a Europa lo hicieron aproximadamente hace 45.000 años.

Neandertales primeros artistas de la Humanidad
La “escalera” de La Pasiega (Cantabria), con una antigüedad superior a los 64.000 años.

Esto sugiere que esa obra de arte paleolítica fue realizada por los neandertales, una especie “hermana” del Homo sapiens, y los únicos habitantes humanos de Europa en ese momento. Hasta el momento los investigadores solo han encontrado expresiones abstractas de arte por los neandertales. En La Pasiega, los investigadores encontraron unos símbolos de carácter lineal en forma de escalera, dos líneas verticales con otras horizontales realizadas “con un pincel sencillo o con los dedos”.

Las concentraciones alargadas o pseudo-elipsoidales de la cueva malagueña son también una aplicación de color, y para las manos de Maltravieso (hay varias pero solo en una ha sido posible determinar su origen neandertal) se empleó una especie de aerógrafo rudimentario, unos huesos de ave o similar con los que se proyecta el pigmento contra la pared al soplar por el mismo.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here