Nuevos detalles sobre Saturno desde la muerte de la sonda Cassini

Saturno

Los últimos datos de la sonda Cassini revelan nuevos detalles sobre las nubes y los anillos de Saturno

Han pasado seis meses desde que la sonda espacial Cassini de la NASA se hundió hasta su perdición en la atmósfera de Saturno, pero los científicos siguen analizando sus datos finales y encontrando nuevos detalles. La misión de la Cassini finalizó el 15 de septiembre de 2017, después de estar más de 13 años en órbita alrededor de Saturno. Las 22 órbitas finales de la nave, enviaron a la Cassini a la región potencialmente más peligrosa entre el gigante gaseoso y sus anillos, y su órbita final la envió directamente a la atmósfera de Saturno.

Los científicos afirmaron el pasado 19 de marzo en una conferencia en The Woodlands (Texas), que esa perspectiva ayudó a resolver misterios sobre el planeta y sus lunas que no podrían abordarse de otra manera. Linda Spilker, científica del proyecto Cassini del Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL, siglas en ingles) de la NASA en Pasadena (California), comentaba lo siguiente:

“De muchas maneras, las órbitas del final proporcionaron información que fue totalmente inesperada. Muchos de nuestros modelos no eran correctos”.

Estos son cinco nuevos detalles del planeta Saturno

a) Las nubes de la atmósfera de Saturno son más profundas de lo que se pensaba

Las temerarias órbitas finales permitieron a la nave Cassini medir la gravedad de Saturno y sus anillos de forma independiente. Al observar el campo gravitatorio del planeta, se descubrió que las nubes que se arremolinaban penetraban mucho más profundamente en el planeta de lo esperado. Los astrónomos anunciaron este mes un descubrimiento similar para un gigante de gas aún más grande, informando que la nave espacial Juno, que gira alrededor de Júpiter, descubrió que los cinturones rotatorios de las nubes del planeta alcanzan aproximadamente los 3.000 kilómetros por debajo de la parte superior de la atmósfera. Las nubes de Saturno alcanzan algunas veces más profundidad que eso.

Saturno

b) Los anillos interiores de Saturno se desgranan sobre el Planeta

Los granos de hielo de los anillos llueven sobre la atmósfera de Saturno. Aunque esto ya fue sugerido en 1980, con la Cassini se ha podido confirmar que las lluvias son reales. La nave espacial encontró mucha agua, que no es tan sorprendente ya que el agua representa aproximadamente el 90-95% de los anillos. Los investigadores creen que la lluvia cae especialmente desde el anillo D de Saturno, el más interno. Otros datos de Cassini sugieren que este anillo está perdiendo masa lentamente cayendo sobre el planeta.

c) La presencia de material orgánico en los anillos explicaría las tonalidades de estos

En opinión del científico Jeff Cuzzi, del Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field (California):

“Hemos tenido este debate durante un par de años, ¿están rojos debido a la oxidación, o por el mismo tipo de materiales orgánicos que hacen que las zanahorias, los tomates y la sandía se vuelvan rojos?. Para mí, esto responde a la pregunta de qué hace que los anillos sean rojos: es orgánico”.

d) Las “islas mágicas” de Titán no son islas o burbujas

Según el científico Alexander Hayes de la Universidad de Cornell, las misteriosas características que desaparecen en los lagos de la luna Titán de Saturno, son causadas por la luz solar que se refleja en las olas gigantes. Estas características se denominaron “islas mágicas” cuando fueron detectadas por primera vez en 2014. Los científicos creían que habían encontrado la explicación de estas islas: burbujas de nitrógeno chapoteando a través de los mares de metano y etano de esa luna.

Pero Hayes presentó los datos recién analizados a partir de agosto de 2014, cuando Cassini observó a Kraken Mare, el mar más grande del norte de la luna, en radares y longitudes de onda infrarrojas en un lapso de dos horas el uno del otro. Las imágenes de radar mostraron una isla mágica, y las infrarrojas mostraron un pico de brillo en el mismo lugar.

Debido a que las observaciones se tomaron con dos horas de diferencia, la isla probablemente no pudo haber sido debido a las burbujas, dijo Hayes. Las burbujas saldrían o se dispersarían demasiado rápido. En cambio, cree que el brillo podría ser el destello de la luz solar que se refleja directamente en las olas gigantes del lago. Las simulaciones de la atmósfera de Titán sugieren que estas ondas podrían ser elevadas por vientos tan lentos como 0.5 m/s, que apenas moverían una veleta en la Tierra.

Cosas que hemos aprendido de aturno

e) Las “plumas” o géiseres de Encélado pueden iluminarse por la atracción de otra luna

La luna diminuta de Saturno, Encélado, tiene “plumas” o géiseres que pueden ser impulsadas desde otra luna. Los chorros de agua líquida se descubrieron en 2006. Durante los siguientes seis años, los científicos notaron que las “plumas” variaban en brillo (un indicador de la cantidad de material que brota de la luna) en un ciclo diario, probablemente impulsado por las diferentes posiciones de Saturno en el cielo de Encélado. Luego, en el 2015, algunos investigadores notaron que el brillo general de las plumas había ido disminuyendo desde el comienzo de la misión Cassini.

Una posible explicación fue que las “plumas” cambiaron con las estaciones de Saturno. Otra fue que el hielo se acumuló en los respiraderos, obstruyendo y disminuyendo el flujo. Pero al analizar el conjunto completo de los datos después de 13 años, el científico Francis Nimmo descubrió que las “plumas” se vuelven más brillantes en un ciclo regular cada cuatro y 11 años, por lo que la explicación estacional tampoco encaja.

Las variaciones podrían ser explicadas por una luna vecina, Dione. Cada vez que Dione y Encélado se alinean, el estrés gravitatorio del uno sobre el otro puede forzar las ventilaciones de Encélado a abrirse un poco más, haciendo que las plumas se vuelvan más brillantes.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here