Descubren un planeta llamado K2-229, con la composición de Mercurio y tan grande como la Tierra

Científicos descubren un planeta similar a Mercurio y tan grande como la Tierra

El planeta K2-229 fue localizado junto a dos exoplanetas a 340 años luz de distancia

Un equipo de astrofísicos dirigidos por el Laboratorio de Astrofísica de Marsella (CNRS, Francia) y en el que han colaborado los investigadores españoles David Barrado del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC), y Jorge Lillo-Box, han descubierto un planeta alrededor de una estrella llamada K2-229, que es similar al Sol tanto en su temperatura como en la edad. Este pequeño planeta se encuentra a unos 340 años luz de distancia, lo que ha atraído la atención de los astrofísicos, especialmente por dos motivos: es similar en tamaño a la Tierra, pero su composición es similar a la de Mercurio. Junto a este pequeño planeta, se han localizado dos exoplanetas.

El estudio, publicado en la revista Nature Astronomy, indica que K2-229b orbita mucho más cerca de su estrella que el planeta Mercurio de el Sol, y su temperatura durante el día puede llegar a alcanzar los 2.330ºC. La máxima temperatura en Mercurio se sitúa alrededor de lo 430ºC. Su proximidad a la estrella, es el principal motivo de que esté bastante “quemado” debido a la irradiación.

De los cuatro planetas rocosos que existen en nuestro sistema, la Tierra, Marte y Venus y algunos fuera del Sistema Solar son muy similares en términos de estructura y distribución de su núcleo y manto. Tienen un núcleo metálico que representa aproximadamente el 30% de la masa y un 70% de manto de silicato, mientras que en el planeta Mercurio esa proporción es inversa. La razón por la que estos planetas rocosos son tan diferentes entre sí es aun desconocida, aunque se espera recoger más información en futuras misiones, como la que realizara la nave europea BepiColombo al planeta Mercurio en otoño de este 2018.

Descubren un planeta con la composición de a Mercurio y tan grande como la Tierra

Según el investigador David Barrado, las primeras informaciones sobre este sistema solar K2-229 se recogieron utilizando el observatorio espacial Kepler durante el verano pasado. Barrado afirma que el nuevo sistema planetario posee “particularidades muy interesantes”, por ejemplo que tienen periodos muy cortos, el K2-229b es de solo 14 horas. En cuanto a los otros dos exoplanetas, Barrado comentó que sus tamaños son algo más del doble de grandes que la Tierra y que sus periodos son más largos, aunque se desconocen sus masas.

“Al estar más alejados, debieran tener temperaturas más bajas, aunque no es siempre así, porque el efecto invernadero y la presencia de atmósfera juega un papel determinantes, como es el caso de Mercurio y Venus”.

David Barrado cree que este nuevo descubrimiento proporcionará una mayor información sobre los procesos que influyeron en la aparición de los planetas rocosos dentro del Sistema Solar:

“Este descubrimiento aporta unas piezas esenciales en la comprensión de las propiedades y la formación de Mercurio, y, en general, contribuye a la comprensión de los procesos que dieron lugar a la aparición de los planetas rocosos en el Sistema Solar”.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here