El estudio de fósiles influyó en Charles Darwin para crear su teoría de la evolución

Estudio de fósiles influyó en Charles Darwin para desarrollar su teoría de la evolución

Un nuevo libro sobre Charles Darwin, narra cómo el estudio de los fósiles influyó en su teoría de la evolución

El descubrimiento y estudio de fósiles por parte del naturalista inglés Charles Darwin, influyó en el desarrollo de su famosa teoría de la evolución. Darwin hizo famosa esa teoría a partir de las observaciones que hizo de las especies, y sus distribuciones geográficas durante su viaje de cinco años alrededor del mundo a bordo del Beagle. Pero en la introducción de ‘El origen de las especies’, el naturalista también cita otra influencia; las miles de especies extintas que recolectó durante ese viaje. La novela ‘Darwin’s Fossils‘ es el relato del paleobiólogo Adrian Lister, sobre esa base poco apreciada de la teoría evolutiva.

Mientras los marineros a bordo del Beagle trazaban las aguas costeras de América del Sur (verdadero propósito de la expedición), Darwin exploró la costa y divagó hacia el interior en excursiones que a veces duraban semanas. Los fósiles que descubrió – algunos relativamente recientes, otros con millones de años – tienen una gran importancia en la historia de la ciencia, según afirmó Lister.

Estudio de fósiles influyó en Charles Darwin para desarrollar su teoría de la evolución

Muchas de las especies que Darwin descubrió en los fósiles eran previamente desconocidas para la ciencia, incluyendo varios perezosos gigantes, parientes de armadillos llamados gliptodontes y parientes ancestrales de caballos y elefantes. Debido a que muchos de esos animales aparentemente estaban extintos, pero que aparentemente estaban relacionados con especies que aún vivían en la región, Darwin concluyó que los fósiles eran una fuerte evidencia de la “transmutación” o evolución de las especies.

Esta evidencia fue aún más convincente para él, sugiere Lister, porque él mismo había desenterrado los fósiles. Vio de primera mano el contexto geológico de los fósiles, lo que le permitió extraer un juicio o conclusión más fácil sobre cómo las especies habían cambiado a lo largo del tiempo.

Sus ideas de los fósiles fueron más allá de la evolución biológica. Los estudios de Darwin sobre los arrecifes de coral (cuyas partes mineralizadas son, después de todo, enormes fósiles) que rodean las islas en los océanos Pacífico e Índico lo llevaron a teorizar correctamente cómo se forman dichos arrecifes. Y sus observaciones de los estratos que contienen fósiles marinos a miles de metros de altura en los Andes condujeron a una mejor comprensión de cómo las fuerzas geológicas esculpen el mundo.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here