La actriz catalana era una apasionada de los toros y logró ser muy conocida en los años 70

Fallece a los 72 años Alicia Tomás (1949), actriz, vedette y torera catalana. Un personaje muy peculiar en la España de los años 70. La actriz se inició en el toreo tras lograr su fama encima de los escenarios de Madrid y Barcelona.

La llamada Ángela fue la primera mujer que se dedicó al mundo del toreo en la época del franquismo. Más tarde sería Alicia Tomás, la actriz se enamoró de este mundo gracias a la gran afición de su padre el cual era socio de la Monumental.

La joven se trasladó hasta la capital de España donde compaginó su trabajo de actriz en los teatros con las clases de toreo. Su amigo Manolo Lozano se apena de dicha pérdida al enterarse de la fatídica noticia:

“La última vez que hablamos me dio el pésame por la muerte de Pablo. Qué pena… Cuando vino a Madrid vivía con su mamá, las recogía en la Gran Vía en verano después de sus actuaciones y nos íbamos a los jardines de El Pardo a torear de salón a la luz de los faroles del Palacio”.

Fue Paco Rodríguez el apoderado en exclusiva de las féminas, Alicia Tomás, Rosarito de Colombia, Lola Maya, Mary Fortes y La Algabeña. El apoderado viajó con las chicas alrededor de España quiénes llenaron las plazas revolucionando a todo el público a inicios de los años 70.

Mary Fortes  recuerda muy emocionada a su compañera de viaje y aventuras: “La primera vez que toreamos juntas fue en Vélez Málaga, transmitía mucha alegría y era muy simpática. No fue comprendida. Me impresionaba mucho de ella que lo tenía todo, era una estrella en Barcelona y dejó su caché atrás para dedicarse al que había sido su sueño de niña, ser torera, pero que había podido desarrollar porque estaba prohibido. Toreamos unos 50 festejos juntas. Pasaba mucho miedo pero era muy feliz toreando”.

Los que conocieron a Alicia Tomás la recuerdan como una persona dulce, inteligente y de gran carácter, Manolo Lozano la recuerda así: “era guapísima, iba en un descapotable con un pañuelo en la cabeza, tenía una figura muy estilizada que le favorecía para torear, era como un ángel. Le llamaban la Reina del Paralelo porque había triunfado como vedette en todos los teatros del Paralelo de Barcelona”.

Después de ser novillero regresó al cine interviniendo en películas como ‘Los Cuervos’, ‘Vuelve San Valentín’, ‘La Casa de las Muertas Vivientes’, ‘Las Crueles’, ‘Bahía de Palma’, ‘Una Pareja Distinta’, entre muchas otras…

Su última aparición taurina fue en el año 1985 la cual fue apoderada de ‘El Boni’. Una mujer muy singular, valiente y gran luchadora que logró alcanzar sus sueños: el ruedo y los escenarios.

Fallece Alicia Tomás, la actriz catalana, vedette y torera