Miguel Bosé continúa copando titulares pero esta vez preocupa su salud

Miguel Bosé sigue apareciendo en los titulares de le prensa española e internacional, debido a su preocupante estado de salud. Sus seguidores, que en el mundo se cuentan por millones, están inquietos ya que desde que comenzara la despuntar la pandemia de Covid-19 a comienzos del años pasado, a Miguel no se la han podido ver en condiciones aptas para aparecer en público.

En los vídeos que el mismo subía a su perfil de Youtube y redes sociales, ya se podía intuir un problema en su voz. Un hilo de voz, débil y frágil, hacían saltar las alarmas. También su físico había experimentado un cambio más que notable. Los rumores sobre unas supuestas enfermedades que podía padecer el cantante, están inundando las redes, pero él no se pronuncia al respecto y quiere mantener en su más estricta intimidad todo lo relacionado con su vida personal.

Esto es algo que Miguel siempre se ha tomado muy en serio, ya que su relación con Nacho Palau, no se conoció hasta 30 años después, momento en el que. ambos decidían poner fin a su historia de amor. Una larga historia que deja a 4 niños distanciados por kilómetros de distancia, ya que dos de sus hijos viven von Miguel en Panamá, y otros dos con Nacho en España.

La prensa insiste con más rumores sobre su mal estado de salud que él desmiente

El próximo mes de mayo, Miguel cumplirá 65 años, y la prensa del país donde reside ahora el hijo de Lucía Bosé, México, se ha hecho eco de su supuesto mal estado de salud. No es la primera vez que le endosan a Miguel enfermedades de diversa índole como el VIH.

En esta última ocasión, la prensa de México ha llegado a decir que podría padecer una enfermedad degenerativa, ya que en la última apariciones en la televisión de dicho país, Miguel tenía cierta dificultades físicas: “Le costaba hablar,  tenía incluso dificultades para moverse, la situación era bastante grave, se le veía en un estado bastante degenerativo. Obviamente ahí fue cuando saltaron todas las alarmas”

Miguel Bosé ya había hablado para una revista relacionada con la prensa rosa, en la que aseguraba que no tenía ninguna enfermedad y que su debilidad estaba relacionada con el mal momento personal que estaba atravesando.